Ahgg, tengo un virus

Mi computadora y yo tenemos vicios promiscuos. Ayer tratamos de subir un texto sobre Ulysses, queríamos hablar sobre el buen James Joyce y los 100 años del día más largo de la historia (el Bloomsday le dicen) pero parece que agarramos un bichito de tanto buscar inspiración en la red.

La pobre se colapsa y yo ando en las mismas. El dicho ese de que todo se parece a su dueño es una burla infame.

La vida creativa es finita. Mi compu no puede almacenar textos por siempre y yo no puedo seguir escribiendo sin tratar de publicar.

VITA BREVIS

Ayer volví a ver Kill Bill 2. Bef (el link a su blog está a su derecha) dice bien: Tarantino chochea durísimo. Sólo acepté verla de nuevo porque acompañé al Benjamín T., dueño de un talento casi japonés para la escultura.

Tuvimos una discusión acerca de la duración del genio. A él le gusta parafrasear a Mr. Tyrell de Blade Runner:

“The star that shines twice as bright burns half as long”, y aunque esa línea funciona perfectamente en la peli, yo no creo (o no quiero creer) que la creatividad prescriba.

He visto a más de un buen cerebro sucumbir ante el sofá, incluso peleo todos los días contra el mío, pero siempre me remito a eso de que “cada quien hace lo que puede” y si no lo hace, es porque no podía.

Es una discusión bizantina sobre la idea griega del destino irremediable, sobre el camino del héroe de Joseph Campbell.

El héroe se la pasa, básicamente, huyendo de su destino cual ratón y siempre siempre, su destino lo encuentra a él. Chíngate pues.

Tarantino tuvo un gran momento. Luego se puso a escuchar todo lo que la gente decía sobre él y se la creyó, pobre. Pero no puedo ser totalmente injusta. Ese tipo nació para hacer cine. Cuenta historias con la cámara como pocos, tiene un gusto para la música que ya quisieran varios de estos self-made dj’s y sus reflexiones sobre los cómics siguen siendo divertidas.

Tarantino, según Benjamín, encontró su destino cuando tenía treinta años y ya no tiene más que hacer. Su vida creativa prescribió. Podrá hacer muchos buenos filmes, pero ya nunca lo veremos resistirse a su destino, ya no será más el héroe.

Yo tengo mis dudas. Es una observación levemente posmoderna, creo.

*Si alguien sabe de un antivirus para estas dos infectas, no deje de avisarme.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s