Post sobre el post

No me gusta colgarme de los comentarios de otras personas pero tengo que reconocer la enorme nostalgia que se apoderó de mí cuando leí los obituarios de Bef (aka Bernardo Fernández).

Graphis cerró. Enrique Alonso murió.

Me hubiera gustado darle la mano llena de infinitas gracias al dueño de esa librería de la Anzures, por ser el único lugar durante más de una década con un espacio decente y lustroso dedicado a los cómics.

Aquel hombre con quien compartía mi cama en ése tiempo y yo solíamos arrebatarnos las novelas gráficas de las manos. Casi siempre ganaba su servilleta, así que él visitaba la tienda al otro día y pedía el mismo título, que a veces tardaba hasta dos meses en llegar. Mientras esperábamos el otro ejemplar, leíamos el mío una y otra vez (antes o después de). Podíamos jugar a leer juntos durante meses. Casi deseaba que no le trajeran el suyo. Para cuando le avisaban de Graphis que su cómic estaba listo, el mío ya tenía algunas enmendaduras propias del juego y la lectura compartida. Mi ex iba por él, lo admiraba por fuera, lo hojeaba un poco y luego lo guardaba en su librero.

“Es que tú los patanizas”, era su sentencia.

Ese hombre tiene ahora un nuevo bebé que seguro morderá las orillas de sus cómics en cuanto pueda alcanzarlos del estante donde los guarda, celosamente, in mint condition.

Goodbye Graphis, hola bebé vengador.

Al Sr. Alonso le hubiera pedido que me dejara sacarle una foto en aquel árbol que usó para escenificar mi cuento favorito. ¿Alguien se acuerda del nombre del cuento? Un hombre duerme cien años y despierta para darse cuenta de que toda la gente que conoció ha muerto.

Los blogs son ante todo un ejercicio melancólico. Son fraternales palabras lanzadas al aire que nadie compra y pocos escuchan. Pero, a veces, son recordatorios de que por más que nos las demos de outsiders, nerds, incomprendidos, somos bien normales.

“Me consta que éramos legión”, dice acertadamente Bef.

Un saludo a Ernesto Priego, quien seguro no se acuerda, pero nos vimos por primera vez en esa tienda.

3 thoughts on “Post sobre el post

  1. ¡Por supuesto que me acuerdo! Yo iba con el Carcass (of Hemofilia fame, now in Chivas magazine, caray). Ese día compré el TPB del Dark Knight Returns.

    Ese día cambió mi vidita, Ira.

  2. Lo mismo digo. Un poco de frecuencia mantiene el blog vivo y a los lectores clickeando.

    El blog requiere desciplina!

    Oh sista where art thou?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s