un poco más solos

No sé qué me hace sentir más sola, que Christopher Reeve deje de dar lástima desde su silla dirigida “a popote“, llevándose consigo al superhéroe más cagante de la historia del cómic hecho película o que el inefable cáncer termine con la provechosa vida de Jacques Derrida a sus tiernos 74 años.

La muerte, esa demócrata irredenta, provoca insólitas asociaciones de nombres que en vida no pudieron estar más lejos.

Pero ¿qué afecta más mis días y mis humores, sentir que ya no hay un escudo contra los malos-comunistas-extraterrestres o la ausencia de ese “deconstructor“ que me regresó la humildad y el gusto de sentirme de izquierda?

2 thoughts on “un poco más solos

  1. Yo no sé, pero sólo puedo citarte un verso de Neruda de un poema titulado “No hay olvido (sonata)”: no se sino las cosas que los pajaros pierden […] lo que se desploma de las hojas […] hay tantos muertos, /y tantos malecones que el sol rojo partia /y tantas cabezas que golpean los buques, / y tantas manos que han encerrado besos, / y tantas cosas que quiero olvidar.”

    Por cierto, pa’ que te alegres un poco. Te invito a la presentación de mi segundo libro de poemas. Va a ser el día 7 de diciembre en la Casa del Poeta en el Bar Las Hormigas. ¿Podrías darme el email del profe. Ernesto Priego? Quisiera invitarlo también y pedirle que lo presente junto con Samuel Gordon y Rodrigo Bazán.

    Saludos, Ira. Y sí estamos solos y cada vez más solos pero nunca completamente solos.

  2. Pero qué honor, Capì Conejo. A tus órdenes en ernestopriegor AT yahoo DOT com

    A veces, la soledad se comparte. La muerte es uno de esos hechos de la vida -qué cosa, que la muerte lo sea, que la muerte se viva así- que une a los que de otro modo seguiriamos escondidos en nuestra soledá. A mí me tocó su muerte en París. Lo primero que pensé: ¿y ahora quién escribirá sobre su muerte?

    Decía Derrida, en entrevista:

    “En cualquier caso, a lo que resisto es a la muerte. Elijo, por lo tanto, no la vida (en el sentido biológico) a cualquier precio, sino -digamos- la mayor intensidad de vida posible en cada momento”

    (en Palabra!, p. 39)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s