Chichis a las hormigas

“No le andes buscando tetitas a las chinches” me dijo mi terapeuta. Hace mucho me lo dijo y tuvo el mismo efecto que aquella legendaria frase “niño déjese ai”. ¿Déjese dónde? Ahí ahí ayy ayyyy… qué pinches envidiosos, porqué no me avisaron antes chingao. De haber sabido que había un “ahí” y que no había que dejárselo nunca, hubiera empezado antes.
Igual me puse a buscarle “tetitas” (que linda palabra) a los insectos.
Como cuando se quiere encontrar razón en la política, en los celos o en el estado del tiempo.
O por qué soñé contigo y hoy no puedo trabajar ni escribir ni nada y no puedo dejar de pensar en aquel salón de conferencias en donde nuestras miradas se cruzaban.
Te extraño.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s