Se te acabaron los quince minutos

Las partidas de dominó fertilizan el cinismo. Cada vez que me sale la mula de cincos se me va una oportunidad de salvar al mundo.
En lugar de ir a Phuket a levantar escombros, yo camino en la cuerda floja que une a todas las cantinas de la ciudad.
Tenía la intención de viajar para ver tailandeses morir de diarrea o de angustia después de que el Tsunami les aventó sus barcos pescadores al bosque. Sus árboles de hule no van a resistir, la tierra está salinizada. Ya nadie quiere sus hoteluchos sin paredes. No hay donde jugar futbol.
La playa es un recordatorio de cómo será el infierno: un paraíso que simplemente no puedes disfrutar.
Y no es falta de dinero. Es, creo, que las líneas de mi mano no son lo suficientemente largas, claras y profundas. Sobre todo la de la inteligencia.
Esa como me trae problemas.

One thought on “Se te acabaron los quince minutos

  1. saludos…
    me encontraba en la oficina bebiendo cafe calientito cuando leí “Cada vez que me sale la mula de cincos se me va una oportunidad de salvar al mundo.” Caray. pre provocaste una gran carcajada…

    Buen día…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s