¿Eh?

¿Alguien quiere decirme de qué están hablando estos malnacidos?

“La Procuraduría General de la República (PGR) prevé pagar de 136 mil a 273 mil 312 mil pesos a los familiares de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, Chihuahua.

El monto podría depender del grado de tortura que haya padecido la víctima.

Las familias de 196 víctimas recibirían 136 mil 656 pesos, y las de 113 contarían con 273 mil 312 mil pesos.
Y es que para la Procuraduría, el grado de sufrimiento que haya padecido la mujer asesinada, es el que podría definir la cantidad a entregar.”El monto de auxilio económico a familiares de las víctimas de homicidio que hubiesen presentado características y/o patrones conductuales similares, que hayan implicado daño físico o mental, incluido el dolor, el sufrimiento y la angustia graves, se aumentará en un tanto más respecto de la cantidad que resulte de la fórmula estipulada en el punto que antecede, para hacer un total de 273 mil 312 pesos”, detalla el análisis.
Si el tipo de homicidio fue doloso, producto de violencia social o intrafamiliar vinculada a razones de género, deberá reclamarse la cantidad menor.”
aparecido hoy, 8 de agosto de 2005 (si leyó usted bien el año) en el periódico Reforma.

uf, lloraba

I need your loving, like the sunshine…

Dice Beck, el músico, que todo el mundo debe aprender alguna vez. Yo no sé si a mí se me dé eso de “cambiar mi corazón”, de “mirar alrededor”, de “maravillarme” con lo que veo.
Lo que sé es que yo no aprendo.

***

Ayer me tocó ver al Astroblue de Bef subir las escaleras y despedirse de mi con una lagrimita. En realidad lloraba por los muertos en Hiroshima, la niña flaca esa de la foto, corriendo desnuda como para salir del infierno. Lloraba el Astroblue porque luego se gastaron millones de dólares en el bodrio aquél de Pearl Harbor, una historia de amor que pretendía justificar la bomba. Millones de dólares que hubieran ayudado a reconstruir muchas aldeas, al menos le hubieran podido comprar unos pants a la encueradita.
“Astroblue” es un fantástico cuadro pintado por Bernardo Fernández, pero en realidad es una caricatura al óleo azul que ayer subió las escaleras, como niño al que su padre lleva a dormir en contra de su voluntad, que se despidió y lloró conmigo.

***

¿Cómo hablar de poesía? No sé, todavía no sé. Uff, lloraba, es un buen título para un post de poesía. Uff, lloraba.