Los Angeles

Esta tierra es inhospita (sobre todo en lo que toca a teclados de computadora), pero tremendamente dulce.
Sin acentos:

Las mujeres se juntan en los Bus Stops para quejarse del clima y del “infantil” servicio de transporte colectivo.
El metro tiene apenas tres o cuatro lineas y a nadie le importa por que todos traen coche. And I mean coche.
Ayer recibi mas carinio y cuidado de un bus driver que el derramado por todos mis hermanos durante toda mi vida. La gente te saluda, te deja pasar. Bueno, hasta parecen amables.
Luego te vas a dormir y te das cuenta de que una persona “amabilizada” consume mas. Compra mas, vive con mas deudas y se convierte en una especie de ruido blanco ciclico hasta que se muere o se encierra en su white picket fence.
En el estado vacuno que traia ayer, lo menos que pudieron fue enjaretarme un room service y un soothie de fresa.
Hoy, dios mio, mi vida es horrible, vendra por mi una limusina, me llevara al Four Seasons y me sentara a ver una pelicula.
Antes caminare al mall, le comprare una blusilla a mi hermana y unos comics for myself.
Con razon Bukowski se ponia esas pedas. La realidad “de melon” es insoportable. Llega a ser peor que la de la Cd. de Mexico, nuestra pequenita realidad “color gris rata”.
Alguien quiere cambiar puestos?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s