Nada más veinte años le tomó al mainstream gringo

Watchmen Makes Time Magazine’s All-Time 100 Novels List
Time Magazine October 24, 2005

Alan Moore and Dave Gibbon’s graphic novel, Watchmen, recently made Time Magazine’s All-Time 100 Novels list. The list, chosen by Time critics Lev Grossman and Richard Lacayo, chose from any English language novel published anywhere in the world since 1923, the year that TIME Magazine began.

Of Watchmen, Grossman says:
“Told with ruthless psychological realism, in fugal, overlapping plotlines and gorgeous, cinematic panels rich with repeating motifs, Watchmen is a heart-pounding, heartbreaking read and a watershed in the evolution of a young medium.”

To see the listing, click here.

Watchmen also made Time Magazine’s All-Time 10 Graphic Novels list. It is the only graphic novel to also be included in both listings.

7 thoughts on “Nada más veinte años le tomó al mainstream gringo

  1. pues a mi me sorprende la falta de al menos “doll’s house” (pero quizá ese sólo sea mi corazón hablando) y he de admitir que le he ido adquiriendo cierto cariño al “crow”, (sí, creo que sí lloré) pero ya con Miller y Moore me siento bien.
    saludos
    jorge h

  2. En términos estrictamente narrativos, Watchmen es una novela-novela. La vi ahora en Washington, la edición de aniversario, hermosa pues, pero por el precio y tamaño… bueh, decidí que mejor me quedaba con mi edicioncita viejita forrada con plástico escolar.


    Como al Befo, a mí también Watchmen me cambió la vida, y creo que también a los 17, aunque quizá antes (pero recordemos que Befo es un poquito más viejito que yo!). También me hizo querer ser escritor.


    Y creo que Jorge H, en verdad, habla con el corazón: no creo que ningún compendio del Sandman pueda contar como “novela”, again en términos estrictamente narrativos. Ni el Doll’s House. Neil Gaiman is a short story writer. Cuando le entra a la novela… la caga.


    Y creo que todas las grandes novelas estarán siempre fuera de tiempo. Eso es lo que quizá significa ser “avant garde”, one step beyond, y por lo tanto la condena de ser incomprendidas en el presente.

  3. …y creo que, finalmente, de todos modos siempre debemos dudar de esas listas que pretenden reunir lo mejor de algo. Nefasta modita para los perezosos mentales, para quienes rellenan sus racks de discos con puro “Best Of”, para los que creen que el mejor de los Beatles es el blanco. Watchmen es una novela de novelas, lo diga Dios o no.

    Por supuesto, un nod off por parte de la institución puede que nunca venga mal. Pero quién sabe. A estas alturas, ¿quién que pueda leer y que le interesen los cómics en serio no había ya siquiera oído hablar de Watchmen? ¿Qué lector serio podrá interesarse en Watchmen sólo por verlo en esa lista del Time? ¿No es su inclusión un tapiti-tapiti para nosotros, los nerdos comiqueros, pero sobre todo para la Time-Warner, que tan dubitativamente habrá invertido en DC Comics-la-editorial-que-publica-cómics-que-se-leen -más no el semillero de franquicias marketingeras tipo Batman?

  4. Sin duda, Ernesto. Yo también creo que la inclusión en esas listas viene con chanfle.
    Ya vieron minita de oro, buenas historias en este desierto de guionistas en la ‘meca’ del cine se atreven a hacer un ‘remake’tan sólo cinco años después de que salió la primera.
    Eso para las novelas gráficas.
    Para las autores de novela tradicional, estar en una lista del mainstream significa un reacomodo en los estantes de la Barnes & Noble. “Compre usté aquí las 100 novelas más perronas de la historia según fulanito que dice que las leyó”.
    Lana, lana, lana.

    Con respecto a aquello de querer ser escritor, yo tengo un inspirador menos cool que ustedes dos.
    Desde que tuve memoria hasta como los 11 o 12 años quise dedicarme a la biología. Una vez cayó en mis manos el medianísimo compendio “Cazadores de Microbios” (no recuerdo el autor). Allí estaba la historia de Antonie van Leewenhoek (1632-1723), un holandés que descubrió el microscopio mientras trataba de comunicarse con su pequeña hija.

    Buscarle tetas a las hormigas. Para eso empecé yo a escribir.

    Con todo el dolor de mi corazón tengo que decir que tampoco creo que Gaiman sea un gran novelista, aunque yo, como Jorge H, creo que cualquier lista está incompleta sin él.
    Mi preferida es Brief Lifes.

    Oh well.

  5. Me uno al consenso: Gaiman no es buen novelista (algo similar le pasa a su admirado Clive Barker). Sin embargo, creo que lo suyo son los libros infantiles, y me atrevería a decir que “The day I swapped my dad…” y “Coraline” son de los mejores ejemplos de literatura para chiquillos que se han publicado recientemente.

    No he leído el de los lobos en el tapiz, pero Ira ya prometió rolármelo.

    Y sí, Ernesto, soy bastante más ruco que tú, si te cargaba cuando eras bebé…

  6. Cuál “bastante”, Bef, si somos como hermanitos. Claro, fui injusto: Coraline es una belleza. La leímos y escuchamos (en voz de Gaiman, grabada, of course) en una clase de inglés que di en la UNAM. Esa sí es una novela, y es buena. Pensaba yo en novela gráfica, creo, más bien. Me gustó Neverwhere, y coincido con que The Day I Swapped es un librillo muy bello. A mí lo que me gusta del Gaiman es su vocación para el “storytelling” en sentido estricto. Por eso no se puede colgar mucho… porque sino, como pasa con los cuentos infantiles antes de dormir (oh, orígen del storytelling), te quedas dormido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s