Godot como la calma

Aquí una deliciosa reflexión de Beckett. (Aventuro la hipótesis de que el muy cabrón está hablando de nosotros).

Estragón.- Entretanto, hagamos lo posible por conversar sin exaltarnos, ya que somos incapaces de callar.
Vladimiro.- Es verdad somos inagotables.
Estragón.- Es para no pensar
Vladimiro.- Tenemos excusas.
Estragón.- Es para no escuchar.
Vladimiro.- Tenemos nuestras razones.
Estragón.-Todas las voces muertas.
Vladimiro.- Hacen un ruido de alas.
Estragón.- De hojas.
Vladimiro.- De arena.
Estragón.- De hojas.
Vladimiro.- Hablan todas al mismo tiempo.
Estragón.- Cada una habla para sí.
Vladimiro.- Más bien cuchichean.
Estragón.- Murmuran.
Vladimiro.- Susurran.
Estragón.- Murmuran.

Vladimiro.- ¿Qué dicen?
Estragón.- Hablan de su vida.
Vladimiro.- No les basta haber vivido.
Estragón.- Es necesario que hablen de ella.
Vladimiro.- No les basta estar muertas.
Estragón.- No es bastante.

Vladimiro.- Hacen un ruido como de plumas.
Estragón.- De hojas.
Vladimiro.- De cenizas.
Estragón.- De hojas.