Un hombre aprende a divertirse después de muchos a…

Un hombre aprende a divertirse después de muchos años de amargura. Se da cuenta que la clave no está en disfrutar una puesta de sol o las galanuras de sus hijos, sino en reírse de sus desgracias.

Mientras más grande sea su tragedia, el hombre organiza fiestas más grandes y comunica a todos a su alrededor cuán feliz es.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s