Esposas

Eran las 2 pm. ¿A quién puede darle ganas de combatir el crímen con este calor? Mi auto y yo circulábamos lenta y angustiosamente por eje 10, rumbo a la UNAM; pensabamos en tesis, exámenes y en el tiempo que llevamos juntos (a veces se encela de mi ex-Tsuru, lo tacha de naco y plasticoso).
Una patrulla le cerró el paso a un flaco moreno, camisa sin mangas, de los que parecen cholos hambrientos. La gente detuvo su trajín, contemplaban la desgracia de otro. Sin decirnos una sola palabra, mi auto y yo nos detuvimos a contemplarla también. A mí me daba pena, pero el cabrón metió el freno solito. Se orilló en un lugarcito en el que juré que no cabríamos. Pero cupimos.
El flaco andaba pedo, madreado de la cara. La sangre le escurría por el mentón. Mi carro quiso acercarse para ver mejor. Mi pudor metió el freno de mano.
Nos esperamos hasta que lo catearon y lo metieron a la patrulla. Mi Pointer se arrancó muy extrañado.
Me dijo “¿Viste cómo le pusieron las esposas?”. Asentí. “Eso sí que no me había tocado ver”.
No pos a mí tampoco, qué caray.

***
Ya no estamos hechos a imágen y semejanza de dios. Ahora somos personajes de una sitcom chafa sin presupuesto para locaciones en Nueva York.

***
Quisiera profundizar sobre la relación del cuerpo con la escritura (muy a propósito de desaguisado aquél) pero no podré hacerlo hasta el viernes con calmita. Mientras tanto, los angloleyentes podrían echarse un clavado en Ernesto, perdón en el blog de Ernesto. Están güenas sus observaciones sobre el tema. El sr. suele ser muy generoso y comparte fuentes harto interesantes.

3 thoughts on “Esposas

  1. No creo que tengas ganas de seguir hablando del anonimo, pero yo he sufrido de lo mismo y siempre me entristece.

    LLegué acá por que michelle me cuido cuando un anónimo me molestó y me contó que a ti te pasó lo mismo, lo cagado es que el anónimo se mudo a mi blog y pues ya nos insultó a todas. Ni modo.

    Bueno, no creo que sea cosa de viejas, más bien es cosa de que alguien se arde de que los textos que escribimos, aunque a veces no sean buenos (en mi caso), si son correspondidos con buenas vibras y con cariño de la gente que nos quiere. Mala cosa que a alguien no le suceda lo mismo.

    Sorry por recordartelo.

  2. paseando por acá. un gusto, y una observación: sí estamos hechos a imagen y semejanza de dios… pero dios es un personaje de una sitcom chafa a la que no le alcanza pa mudarse a nueva york!

  3. ah! y, la verdad, en el cine la primera vez que vi, literalmente, el primer cuadro del trailer de V me emocioné. hace siglos que es uno de mis cómics favoritos [bien por mencionar watchmen aunque, más que sandman, yo habría puesto acaso los curiosos apuntes de sleepwalker]; con el paso de las horas y los días, claro, me convencí de que debe ser una mierda [lo que tu post pasado me confirma]; ni modo…

    supongo, nomás por ese afán que les da a algunos cinéfilos de ver qué tan profundo puede hundirse un director, iré a verla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s