Resulté perico

Yo no sabía nada de mi familia. Nada nada.

Somos una de esas con muchos secretos y muchos papeles extraviados. Los que podían contar ya no tienen cuerpo para hacerlo y los que quedan no hablan conmigo. O mejor, yo no hablo con ellos.

Pero fui a ver a mi primo preferido –mi único primo, vaya, el que flipaba por los Talking Heads que me dejó ver The Wall en cassette Beta cuando consiguió la primera copia pirata– y él me lo contó todo.

Ahora resulta que mi madre era poblana. Joder, ya sé de dónde saqué lo animal maldito.

Miento, sí sabía algo. Sabía que mi abuela era profesora comunista. No comunitaria. Comunista. Cantaba “La internacional” y todo.

Yo nunca he oído “La Internacional” en grabación. Sólo en boca de mi mamá y mis tías. Y nunca la terminaban de cantar porque se ponían muy sensibles.

Así que somos medio poblanas, medio comunistas, medio profesoras, medio transportistas (mis bisabuelos tenían una recua de ¡40! mulas, lo que equivale, en una ciudad de paso a la capital vía Veracruz, tener unos 10 tráilers ai ‘tacionaos).

También tengo un bisabuelo que firmó la Constitución (la primera) y otro (neta, pueden checarlo) que firmó la Carta de Independencia.

Me consuela no tener antepasados de derecha. No sé por qué, pero me consuela.

Pero tampoco tuve antepasados que anduvieran sumándose a movimientos sin pies ni cabeza.

Yo trataré de seguir la bonita tradición.

2 thoughts on “Resulté perico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s