Te vamos a extrañar, Plutón

Nos lo mandaron al diablo por mísero y errático.

A mí me caía bien Plutón. Era uno de esos planetas helados en los que imaginaba mis historias de ciencia ficción en la adolescencia. Estaba lejos y era casi una piedra fría; la humanidad de los personajes en un ambiente tan hostil salía más fácil. De más pequeña, en la primaria, pensaba que alguien había formulado una broma al ponerle ese nombre al último planeta.
¿Cómo Plutón? Parece un adjetivo. Me hacía gracia la palabra, pues.

La influencia de Plutón en astrología tiene que ver con las transformaciones. Sobre todo con la muerte:

“Plutón significa transformación. Es decir, la eliminación de lo no necesario para posibilitar un cambio fundamental (pasar de una forma a otra); la fuerza motivadora que busca y produce este cambio.

De todos los planetas, Plutón es quizá el más difícil de entender, lo que no debe sorprender, ya que el paso desde un planeta cercano a la tierra a otro más lejano siempre insinua una elevación de nivel; Plutón (junto con Neptuno) es el más lejano del centro del sistema solar. En un nivel humano, Plutón suele representar lo “esencial” de nuestra vida: o sea, ¿en qué tenemos que concentrarnos si queremos efectuar un verdadero “salto” desde un nivel a otro en la vida?

Así que ya no más transformaciones. Es casi un augurio: la segunda época victoriana del “aquí no pasa nada” ha comenzado para la humanidad.

Por otro lado, me cae un poco mal que los científicos hayan llegado a la conclusión de que sólo hay ocho planetas “clásicos”. Me recuerda peligrosamente al mamoncísimo ‘grupo de los ocho’.

Me recuerda que según la organización mundial que nos rige ahora, sólo hay ocho países de a devis, los demás somos naciones enanas, segundonas, de segundo uso.

Pensándolo bien, los científicos pueden irse al carajo: para mí Plutón seguirá siendo un hermoso helado planeta y Caronte su satélite.

3 thoughts on “Te vamos a extrañar, Plutón

  1. Cómo olvidar las historias de Lucky Luke, el héroe juvenil de Isaac Asimov (ese gran rocanrolero) en Plutón.

    Parafraseando a Bogart: “Siempre tendremos Plutón!”

    Además, ¿dónde iba a desayunar Kitten Braden?

  2. Bef: Kitten, yo también pensé en Kitten. Caray, no se vale putos.

    Manolo: A menos que tengan un borra-memorias luminoso, se la pelan. No te olvidaremos Plutón.

    Mañana mismo pongo una pancarta afuera de mi casa:
    “Plutón para planeta”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s