El diario de Guillermo del Toro


Mi amigo Paulo no tiene blog, pero bien que tiene un corto que participó en el festival de Morelia. Un corto buenísimo, con tres finales y un boxeador retirado.

Mientras mi Paulo estaba en la ciudad natal de los cinepolises y las gasolineras Corpo Gas; los dulces de cajeta y el mamila de Javier Marín, yo me pepené a mi novio y me lo llevé a ver El Laberinto del Fauno. Hubiera deseado acompañar a Paulo a Morelia, pero lo de la nueva responsabilité me lo impidió. Lo lamenté muchísimo: mientras él platicaba con el gordito de director a director, yo tragaba palomitas. Chin.

Pronto llegamos a ese lugar. Me di cuenta de que esa película es un lugar. Ya no estábamos sentados a lado de Eduardo Santamarina (quien quiera que lo conozca por favor, díganle que ya no quiero ir a las mismas funciones que él).

Mientras se proyectaba la cinta en la sala de Altavista, cada quien llegó a ese sitio que nos parecía enorme cuando éramos niños.

Lo había olvidado: a los 8 años imaginé muchas veces que vivía en una película. La música de los créditos siempre me daba un poco de zozobra.

El bosque mítico de Del Toro me acercó de nuevo a la angustia de ser menor de edad. Allí estaba yo, con el autor, creyendo mis mentiras, la pregunta de qué es estar vivo, la falacia del tiempo, de que sólo hay una realidad.

Fue particularmene doloroso no poder odiar al dictador. Tiene algo de hijo de puta respetable el cabrón. Redondo personaje, complejo. Toda una figura de padre, pues.

Salí con una melancolía dulce. Trilce, como decía César Vallejo. Me puse trilcísima, caray.

Ayer regresó Paulo y me contó que, efectivamente, había charlado de director a director con el exgordo ahora gordito Del Toro, quien al parecer regresó a España con una impresión fuerte de mi amigo –sin contar que Paulo alcanzó a darle una copia de su corto, mugroso suertudo–.

Del Toro: “¿Y ustedes, de dónde sacan sus historias?
Paulo: “Cuando algo me rebasa: la muerte de alguien, las bombas en Bagdad o que me deja la novia… “
Del Toro: “Me gusta tu respuesta. La voy a escribir en mi diario”.

Así que ahora Paulo, además de vivir irremediablemente en las entrañas de todos sus cuates, también tiene un departamento en el diario moleskinoso de Guillermo Del Toro.

No esperábamos menos de ti, adorado freak.

***
Ayer escribí esto mientras esperaba a todos afuera del teatro:

Hoy he visto dos ofrendas
al menos una de ellas
trataba del miedo a la muerte

También ví un par de calles limpias
que no debían estarlo,
el anónimo ciudadano
dejó su polvito de horas
al levantar botellas de PET y kleenex usados

***
Disculpen los poetas mi atrevimiento.

3 thoughts on “El diario de Guillermo del Toro

  1. Pues a muchos nos ha dejado una marca profunda esa pelí, yo vi un comentario emotivo en este blog:
    http://realdelovirtual.blogspot.com

    Tu comentario después del poema me recordó a los Molotov al iniciar la rola de Me vale Vergara el Guadalajara: A todos los que les gusta el reggae que me disculpen.

  2. Lo de “No esperábamos menos de ti, adorado freak.” no sé si es para mi o para ese adorable freak que decías a sus 15 años “quiero hacer cine fantástico”…. Como sea, lo abrazo con tanto cariño, mucho. Claro, “no estamos haciendo cine porque fuéramos los más populares en la escuela” sino por un dolor en el alma que buscaba (o busca) algún tipo de cura.

    Al día siguiente de la premiere del Fauno, si mal no recuerdo, le toco su turno a Ripstein. “No se hacer otra cosa” afirmaba –Soy un genio, soy un genio- sí sí, ta bueno pues…. hay diferencias tan abismales entre ambos personajes, o por lo menos una evidente: la generosidad (poca cosa). Seguramente hay tantas razones para hacer cine pero, por lo menos de algo sirvió el viajecito, una de ellas es el servicio. “Me gustaría decirles algo que les sea útil en lugar de ponerme a pontificar mamada y media” fueron las primeras palabras de Del Toro en la charla que sostuvo con los directores que estábamos en competencia.

    Es duro pensar en lo que nos recordó “de los que están aquí, muchos no volverán a hacer otro corto; de los que están aquí, 2 o 4 harán un largometraje.” 2 o 4 entre 40. Tuve la fortuna de ver trabajos realmente interesantes, enterrados, escondidos… ninguno de ellos fueron premiados pero, hechos desde un lugar muy cercano a la necesidad del decir y compartir y lejos del presupuesto federal. Que existen porque tienen que existir, no porque se los dejaron como una práctica del tercer año de escuela de cine. Quizá esa sea la materia prima: la necesidad de salir de uno mismo y ya.

    Una canción de los chicles (The Beatles) que espero a nadie le falte dice “And in the end The love you take
    Is equal to the love you make”… yo a Ira le debo uno de los días que me voy a llevar a la tumba: the whole of the moon, que te regalen una casa por 24 horas y la amistad de una vida… Yo no sé que tanto amor sienta cada uno de los que agarran una cámara pero en pantalla “por sus hechos los conoceréis”; qué tanta necesidad del “soy chingón” exista en cada imagen…. eso es materia de cada quien en la intimidad de sus mentes. Lo que siento como importante es que mientras no nos demos… ni cine ni letras, ni abrazos o promesas valen nada. Sólo aquello que se siembra en el amor a la vida y la lealtad da fruto. Yo sé que los seres humanos somos rapases pero hay algo en mí que me hace creer en ti; hay algo que me has dado que me hace creer en mi. Algo que me da el Fauno que no me da Profundo Carmesí. Antes que hacernos o deshacernos de alguien por un “mejor futuro”, de procurarnos la mejor parte del pastel, quizá es mejor darlo todo. Al fin nada está en nuestras manos, nada conservamos… tan sólo el amor. Ya estoy de un sentimental… bueno pues, Salud por el fauno; faunos y faunas, buenas noches.

    P

  3. bravo! tanta pinche pasión se contagia. con la cámara, con la pluma, con pintura, con el cuerpo, con el fierro, con lo que se tenga: a darlo todo, chingá.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s