Que la originalidad no sé qué


En uno de esos mails que recibo se afirma que la originalidad no es decir cosas nuevas sino decirlas como si nadie las hubiera dicho antes.

Voy a intentarlo con el concierto de Morrisey de ayer en el Palacio de los Deportes.

Así que ahora sí traías ganas, loca de mi corazón.
Acabaste de cantar Panic y ya comíamos como periquitos australianos educados. De tu mano, cabrón, comíamos de tu mano.
Tuve un par de fans al lado que lloraron tantas veces como yo.
No acabo de entender por qué en el Auditorio, hace cinco o seis años, (quién lleva cuenta del tiempo) estabas tan ausente.
Ayer no. Ayer estabas frente a todos. Con tus anglomodos, con tu aterciopelada voz, tu panza, tus cuatro cambios de camisa de seda.
Esa cara tuya, cada vez más vieja, más entrañable, más lejos del James Dean y más cerca del tío Morrisey. Supongo que ahora que ya empiezas a envejecer te das cuenta de lo que significan tus canciones. Uno escribe y tarda años para entenderlo, eso lo sabemos.
Por supuesto que queríamos reírnos de tus chistes, pero naciste inadecuado, qué le vamos a hacer. Inadecuado te escribiste aquella de Everyday is like Sunday, un día de esos que te sentiste como cuando yo me quería morir. Alguien, un amigo temporal quizá, se tomó ese té grasiento contigo y te salvó la vida. Como a mí me la salvó Rodrigo cuando me enseñó esa canción.

Antes de que empezara el concierto, pasó frente a mí una amiga de la infancia, que representaba todo lo que alguna vez quise tener: cuerpo de modelo, una mamá cool y cultura gourmet.
Ella no me vió. Pasó frente a mí, con una bolsa horrible y el cabello güero hecho un trapo; un par de abultamientos, como colchones bimbo en la parte superior de las nalgas, como mamá gringa que alguna vez fue princesa del baile.
Y yo acababa de decirle a la amiga con la que iba que nunca me he sentido más bonita.
Cuando tenía 15 me sentía fuera del mundo.
A los 20 me sentía vieja.
A los 26 me quería morir.
A los 29 ni me acuerdo de ese año, estaba muy dopada.
Este es mi mejor momento. Lo sé. Como dicen en las películas cursis: “quedate quieta, quiero verte un instante. Nunca serás más bella, nunca más joven”. Así, sólo que ya sabes que no me refiero a ser bella de a deveras, sino a sentirme bella. A sentirme joven.
Y tú, pinche Morrisey, me recuerdas cuánto me tardé en llegar hasta aquí. Tus ojos arrugados prevén mi futuro, ya no tan lejano.
No tocaste There’s a light, mugroso.
Entiendo que no querías hundir más el cuchillo, ni modo.

Total, que te voy a extrañar. Yo y los de al lado y los del otro lado, el mamón del Rulo de 105.7, que según alcancé a oír, también se despertó de buenas (raro) nomás porque sabía que te iba a entrevistar. Suertudo gordo, se lo merecía después de tantos años de ser fan. Esa es la verdad.

Si hombre, tu Voz es triste (“We’re so depressing, see?”) pero igual, el mundo es un chiquero, Life’s a Pig Sty, ni qué hacerle y mejor que un día lo que vivimos en México nos podamos despertar y decir que vale la pena la jornada laboral porque voy a ver, of all people, al gay más guapo del mundo.

(ACÁ EL PLAYLIST, COMO HIZO FAVOR EL GORDIRULO EN SU MYSPACE):

1. Panic
2. First Of The Gang To Die
3. In The Future When All’s Well
4. You Have Killed Me
5. Disappointed.
6. Ganglord (°Good Song°)
— Moz: “That Song Was Called: ‘Get Your Fat Ass Back In The Ghetto’,
and ‘Mexico City, You Are Too Hot'” —
7. William It Was Really Nothing
8. Everyday Is Like Sunday (!)
9. Dear God Please Help Me
— Introduced musicians —
10. Girlfriend In a Coma
— He said something about her friend Christie was ill–
11. Let Me Kiss You
12. Change My Plea To Guilty
— He started singin’ “In Mexico… LALALA” but then played another song😦 —
13. How Soon Is Now!!
— Moz: “MEXICO, MEXICO … MORRISSEY, MORRISSEY” —
14. I Just Want To See The Boy Happy
— Moz: “We Are Depressing, Very, Very Depressing” —
15. I Will See You In Far Off Places
16. Life Is A Pigsty
17. Please, Please, Please Let Me Get What I Want
— Moz: “Hasta Luego, Vaya Con Dios” —
18. The National Front Disco
— ENCORE —
19. Irish Blood, English Heart

One thought on “Que la originalidad no sé qué

  1. carajo, de lo que se pierde uno por ser pobre. me lo perdí en el auditorio y dije: “next time, next time”. sí, claro. sólo espero que haya una next time.
    saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s