Air

Hay cosas de las que no puedo escribir en la oficina.

La casa de los clips, el bar de donde las engrapadoras se emborrachan con las hojas sueltas.

Si la llamada interrumpe dejo de estar allí.

Tras la tercera junta del día casi olvido la amarga sorpresa del aroma a pelo y grasa chamuscada en la sala crematoria. La cara aplastada, el rostro a-la-muerto-viejo de la abuela-madre de mi amiga Trini.

Esa señora quería que yo me casara con su nieto. “Los niños saldrían güeritos”. Chin.

El teléfono, otra, otra y otra vez.

La nueva iMac es más bonita…Blanca. Recuérdenme dejar por escrito que está prohibido latiguearse el alma en una pinchurrienta sala crematoria. He cambiado de opinión: a mí que me entierren. Bien debajo de cuatro metros de tierra, cinco si es posible.

Diles que te entierren porque enterrado está Oscar Wilde y Keats y Yeats (que están de mi lado). Diles que el mármol, incluso el pinche concreto viejo se llena de moho. El metal nomás se oxida.

Hay algo tranquilizador en un cementerio. Tan alejado de la casa; los vivos te pueden desatender sin remordimientos.

¿Ya fuiste por el tarjetón de parking lot? La muerta se me desliza por las ranuras del cerebro, se hizo líquida, se gasificó.

Mi amiga, en cambio, se quedó sin aire. Jalaba y jalaba, nomás no podía respirar. No tears.

Decir adios deja sin oxígeno. Eso aprendí ayer.

4 thoughts on “Air

  1. Para las despedidas que dejan sin aliento están las flores muertas que aún transpiran vida.

    Cuando me muera que me cremen y tiren mis cenizas en el parque de beisbol de los Pericos de Puebla con Pepé Perico presente o si les da flojera, de manera discreta en el centro comercial Delta, donde antes jugaban los Diablos Rojos del México.

  2. ¿Exactamente como? Es que Keats y Yeats se ponen “de tu lado”.
    Espero con impaciencia (y gafas oscuras) -Oh maestra, artesana de las letras- Recibir de lleno el impacto del destello iluminador.

    Fernando.

  3. Hola Real, gracias por pasar por acá y dejar tus comentarios.
    Me parece muy divertido aquello de que esparcirte en un centro comercial. Yo también extraño ese enorme parque.
    ¿Por qué no dijimos nada cuando lo demolieron? Cabrones.

    Por otro lado, en mi aaaamplia experiencia en muertos, jejeje, me he dado cuenta de que el funeral debe ser elegido por los vivos. No por los muertos.
    Después de todo, los que necesitan despedirse son los primeros. El segundo ni sus luces.

    Gracias otra vez, me encanta platicar contigo.

    Hola Acéfalo, me di una licencia pop. Lo de Keats y Yeats se refiere a la canción “Cemetery Gates” de The Smiths.

    …a dreaded sunny day, so I’ll meet you at the Cemetery Gates
    Keats and Yeats are on your side,
    while Wilde is on mine.

    En este caso, me puse del otro lado.

    Listo.

    Sigamos con la vida.

  4. ¿No es lindo, cuando alguien que no sabe estructurar una oración interrogativa se pone de mamón sólo para dar destellos de ignorancia? Me tardé un rato en entender el comentario. Al menos es sincero con su nick.

    ¿Los esmís? ¿Y esos quiénes son?

    Besos, Ira.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s