Enséñame a pecar

bene.jpg

(FOTO de Dante para ilustrar la ubicuidad. Nada que ver con este post, pero no tenía algo con qué ilustrarlo y ¿a poco no le quedó chispa?)

***
El FICCO 2007 se quedó cortísimo.

Películas que nunca llegaron, invitados jetones, problemas técnicos (producto de la flagrante desorganización), énfasis en tarugadas.

La manchadez de Cinemex Antara fue mayúscula. Algunas películas estelares se mostraban en las Salas Platino, con un sablazo de 96 pesos. ¿De qué hablan sucios? ¿100 varos por una peli? ¿Pues cuánto le van a dar al director? El cinéfilo promedio también iba a pagar estacionamiento, palomas, el capuchino de la novia y otros enseres. Hijos del diablo constrictor.

Y qué decir de la bella locación. Lo intenté, lo intenté. Intenté no sacar mi rencor social, pero acabé en un altercado con un estúpido escuincle fresa que se metió en la fila. No tengo nada contra la Ibero, quiero decir, nada contra el edificio. Los ladrillos (ni los jesuitas, en el mejor de los casos) tienen la culpa. Algunos maestros, tampoco tienen la culpa. La estupidez de algunos ‘pudientes’ no es más que un síntoma pustular de cómo esta sociedad surdefeña se cae a pedazos. Tenemos lepra carajo. Hasta que no nos corten una mano vamos a aprender.

Para ser fieles al sentido común, debo decir que hubo cosas rescatables del Ficco. Una película silente del cineasta canadiense Guy Maddin narrada por Geraldine Chaplin (a quién hi-ho, fue un lujo entrevistar). De no ser porque casi le rompen los tímpanos a la pobre. Los master technicians del Teatro de la Ciudad hicieron la broma de prendernos aquellos indispensables micrófonos ya empezada la función y en las orejas.

Por ahí vi a la Paula Astorga. Ups. No me saludó. Ojalá ya no se acuerde de cuando la felicité por su embarazo. “Ya lo tuve”, me contestó con cara de Frankenstein. Ups. “Bueno, pero hace poco ¿no?” “Si, hace cuatro meses”. Ups. Ups. Ups.

Que metida de pata chingao.

En fin. Que valga este chiste para hacerle sabe a la gente del Ficco que siento mucho lo que le dije a Paula Astorga, pero ella debería sentir más hacerle esto al público mexicano.

Así se van deteriorando las cosas. Así se juega en este país al ‘compromiso’, así se hizo el PRI, el PAN y el PRD. De puras buenas intenciones perdidas en el tiempo. La corrupción mis queridos cineastas wannabes, dueños de periódicos, reporteros, administradores culturales, no empieza, como Fox les hizo creer, por la mordida en el semáforo. Empieza con un ‘qué tanto es tantito’ y justificando la desorganización. Por ahí me dijeron (un reportero, nada menos): ” Oooo, pus es que todo quieres, es México, no Cannes”.

Apuesta tus pompis que quiero todo. Y lo quiero ahora. Pus qué.

El FICCO fue un festival insuperable los tres primeros años, el que se merecía esta ciudad con todo respeto y amor por tantos hambrientos de cultura, pero si no nos quejamos, el que sigue será un verdadero timo.

***

no-quiero-dormir-solo.jpg

Otra gran gran gran peli, gracias Paula Astorga, (ahora que me perdone la vida) o a quien la haya traído, del realizador taiwanés Tsai Ming Liang “No quiero dormir solo”. Si un día la cachan, dejen cualquier cosa, incluso a la novia, para ir a verla.

***

Chtsssale. Se murió Pompin Iglesias. No me lo diga, no me lo diga, no me lo diga.

***

Ah y no sé si lo había dicho antes, pero ahí les va de nuevo: la terapia gobierna. Con la que se sienta detrás del diván soy casi tan sincera como con los lectores del Taza. Y eso ya es decir.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s