Regalo 3. Para Jube, el que me vió cumplir años

30 de mayo de cualquier año.

Salta salta salta salta salta.

Tocan el timbre, un tipo, digamos un amigo o un gorrón (en estos casos da igual) pasa por la puerta. Traje chelas que me voy a tomar yo, pero quesque te traje a ti, aaaahhh, muchas gracias hombre, pues pásale para acá que la fiesta está re buena, hay muchas viejas y mucho güey (¿acabo de decir eso yo? Qué mal me ha hecho este mundo) pero bueno, no sólo hay viejas, o sea, mujeres lindas, solteras y con ‘sentimientos’ (que quede claro que me llena de culpa ser un machito con enaguas) y hombrecitos formales, casaderos, blagh, también hay buena música, por ejemplo ahorita están sonando los Flaming Lips y aquí en mi casa todo mundo puede hacer lo que le de la gana mientras no implique agujas, suicidios u homicidios porque 1. me dan miedo las agujas, 2. no se me olvida Trainspotting y aunque me encante Perfect Day con Lou Reed, pos no se me antoja ponerte en un taxi medio muerto y 3. la única razón por la que no me casaría por el civil es porque no tengo costumbre, como tantos otros, de invitar jueces a mi sala.

Así que bienvenido a mi fiesta que la pases bien y fíjate que te estoy diciendo ‘que la pases’ porque la neta a mí, nomás no me hicieron para eso de ser hostess así que si se te caen los hielos, se te derrama la caguama o te peleas con el novio: resuélvelo y déjame brincar en paz.

Brinca brinca brinca.

Creo que el punk me empezó a gustar justamente por eso. La tiranía del ritmo en las piernas y el movimiento de caderas vale para pura madre. Salta salta salta y ya estás dentro de la canción. Solo, acompañado, sobrio o hasta el queque.

Tengo esta manía de invitar gente a verme saltar.

Tengo esta manía de quedarme sola con una canción y una chela mientras 47 personas pululan por mi casa y me hablan. ¿De qué hablan? Qué raras son las pláticas de fiesta. Abrazos repentinos, sudorosos besos y miradas intensas que sólo pueden querer decir “un día pensé en ti pero ya no más y ya puedo venir a tu fiesta y darte abrazos repentinos”.

Entonces el habla es un pretexto para verte de cerca o para tomarte de la mano. Nadie espera realmente ser escuchado en una fiesta.

A las fiestas se va a estar solo.

Los treintademayos aprovecho que mi casa es muy grande y muy vacía para acompañarme de canciones y de chelas…por eso invito a 47 personas…para ver si quieren estar solos junto a mí.

(Además, Jube, siempre agradezco sus regalos, por pequeños que sean).

2 thoughts on “Regalo 3. Para Jube, el que me vió cumplir años

  1. ahh que suave!!!, muchas gracias Ira, y pues si, eso de las fiestas es pa brincar de la emocion. A mi por lo mismo me gusta el punk y tambien el drum and bass jejejeje

  2. Pingback: eltaza « The Surrealistas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s