Mientras cocinaba

Un día me dijeron que los animales domésticos vienen al mundo como ‘muletas evolutivas’.

Es un concepto medio despreciable homocentrista y mamón, pero va así:

Si un perro te salva o te avisa de un incendio, por ejemplo o si el que se muere es él en tu lugar, ya la hizo. Bonus karma instantáneo y en su reencarnación le tocarán cosas buenas y regresará como, no sé, Slim o algo.

Si esto es cierto, el ejército negro de homiguitas que se sube a la estufa tendrá una vidaza en la próxima reencarnación. Vendrán al mundo como  rockstars o filósofos o bailarinas o cantantes estupendas (una que otra puede tener mi trabajo y nomás tener lo bueno de mi trabajo).

Cada día les paso el trapo por encima -las mato- y siento horrible. Pero si la teoría es cierta, son ellas las que me ayudan todos los días a ser más limpia. Con hormigas no se puede dejar tirada una cocina.

3 thoughts on “Mientras cocinaba

  1. Me encantó que incluyeras a los filósofos en las vidazas- ahí con los rockstars y las bailarinas. Yo creo que en esta vida soy hormiga- seguro ai pa l’otra!

  2. Es que la neta, conoces una vida mcon más glamour que la de los filósofos?

    Me dan envidia porque cuando se tiran mierda el uno al otro sale en forma de libro.

    Ya quisiéramos que nuestras netas fueran publicables.

    MUa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s