Una columna de cine

Ya me había hecho shameless self-promotion aquí, pero ahí va de nuevo.

Este mes salió en Chilango mi columna despotricadora sobre Sex and the City. Sale la columna impresa y cuando se estrena la película, la suben al sitio web. Es gratificante leer los comentarios en el sitio y ver tanta mentada de madre. Algunos ejemplos de niñas chilanguitas ofendidas:

-“tomarse un cosmo y platicar de 1000 cosas con tus amigas es lo mejor del mundo”

-“obvio, jamás entendiste la serie. Es uno de los mejores ejemplos de mercadotecnia y así como construyó o terminó de posicionar a muchas marcas también hizo revivir el glamour de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo como es NY”.

-“Por supuesto que estoy más que enojada con este comentario epro beuno estas en tu derecho. Desde que lei la revista me indigno pues no pusieron el otro punto de vista… Sex and the city refleja mil cosas de nuestra vida diaria y los problemas en las relaciones con los chicos y la amistad con las chicas… siempre nos identificamos con uno u otro personaje. Además glamour y el romance no le hacen mal a nadie…”

Creo que pronto tendré que postular para The most hated girl on earth. (Aunque es inútil, nadie iría a la ceremonia de premiación).

Tampoco soy cínica. A veces me duele el corazoncito de tanto madrazo…naaaa, no es cierto… me vale mil madres. Lo que sí quisiera saber es por qué mis comentarios supuran antagonismo. La gente lee algo mío y avienta piedras.

Suerte dirán algunos.

***

Hace un mes también hablé de Iron Man y antes del biopic poético de Bob Dylan, I’m not there (cuyo link ya no encontré). En la crítica de Iron Man nomás molesté a un bato que se enojó porque comparé al Hombre de Hierro con Batman.

Bueno, bueno, 1. yo avisé que fanfromhelleo cuando se trata de hablar de Robert Downey Jr. Qué puedo decir, amo a los hombres que conocen su propio abismo. 2. Mi superhéroe encapotado favorito es y seguirá siendo Batman. Sobre todo porque YO soy Batman.

Nada más dije que Iron Man nació, en las manitas santas de Kirby, como un ser retacado de malicia as opposed to Batman que nació como un paladín hasta que Frank Miller lo hizo neurótico en los 80 y lo dotó de una fragilidad extraordinaria (fragilidad con la que me identifico plenamente. Por eso soy Batman).

***

Me encanta hablar de cine, chingado. Esta columna me sostiene de muchas formas, aunque no reciba yo ni un peso por escribirla.

Gracias Felipe.

5 thoughts on “Una columna de cine

  1. Claro, son un asco las de Sex and the City, pure hell. Yo iría a la ceremonia, con flores y todo, para premiar el antagonismo performativo. Saludos.

  2. el otro día me encontré con la revista y leí tu crítica a sex & the city. recordé a una ex que era fan fan fan a un grado fundamentalista de la serie. yo siempre le decía que no mamara, que no era para tanto. un par de días después llega y me dice: “mira mi reloj de tiffany’s”. i rested my case. nunca entendí el por qué de la serie. es aburrida, torpe, etc, etc.

    en fin, un abrazo.

  3. estamos contigo! yo leí lo que escribiste sobre Ironman en chilango y aunque con recelo me lo aventé porque la película me encantó no pude haber quedado más de acuerdo contigo, sobre todo ahora que leí esta nueva entrada. Gracias por ser chica y comentar de esa manera tan elocuente como ningún wey lo ha hecho sobre estos dos títulos de comic. suerte y no te dejes!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s