Los cuadernos

No soy nada especial. Casi todas las personas que conozco  aman los cuadernos de hojas blancas, con empaste lucidor.

El placer de hundir una pluma que escriba “rico” lo conocemos bien. La tinta se deliza por la hoja, la punta de la pluma baila con ritmo, sentimos el gordito de las hojas como cuando nos acostamos sobre alguien y ese alguien huele bien. Cierra los ojos y piensa un cuaderno nuevo, un nuevo blog.

Luego siento que esos garabatos y las palabras, (no importa si dicen lo que quieren decir o no) se deslizan, se me van cayendo. Cierro y abro el cuaderno…unas horas después, hasta el dibujo más insignificante significa.

Supongo que todos lo han sentido.

8 thoughts on “Los cuadernos

  1. Si… y también es lindo cuando terminas, vuelves a ver el cuaderno y está todo escrito… y entonces se justifica empezar otro…

  2. La verdad es que el jodido sonido de la pluma cuando embiste contra las páginas (algo que, por cierto, siempre he visto muy erótico) siempre me ha gustado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s