A petición del respetable

Una pausa en la self-obsession, self-absortion.

Hoy no hablaré de mí. Hay millones de cosas más interesantes en la red:

-En Sinaloa prohibieron el uso de la minifalda en las prepas. ¡Eso, chinga! Lo que no entiendo es por qué aún no prohiben las paletas Tutsi-Pop. ¿No se han dado cuenta de qué gran invitación al sexo oral? ¿No? Pues qué lentos.

-Quentin Tarantino prepara una peli, una verdadera colisión entre el pulp y los nazis. Habrá que ver.

-La periodista en Georgia a quien hieren en vivo y cuyo estado de shock raya en lo sexy. (Y ya no empiecen con que tengo rasgos lésbicos, por dios).

-La obsesión en los medios con la estampa del Winnie Pooh en el medallón de la camioneta del secuestro Martí. Es tan absurdo como el crimen mismo.

Una nota visual para aquellos que no leen mucho. ¿No aman las fotos industriales? No sé. Yo adoro los cables. Hoy todo lo veo sexy, creo. Las fotos que me gustaron, por si no quieren picarle al link de la Wired, las copio a continuación:

4 thoughts on “A petición del respetable

  1. Bueno, creo que entiendo “sexy” como algo muy distinto a focos, cables y centrales eléctricas. Tampoco la periodista me pareció sexy, bueno, quizá porque no entendí ni una palabra de lo que dijo.
    Y sí, habrá que ver qué nos depara Tarantino.
    Saluditos.

  2. Yo digo que prohiban los bulbos que parecen senos y pezones y cualquier estructura que pueda parecer fálica o de índole sexual.

    Es más, que nos saquen los ojos y nos castren a todos, para que entonces ellos sean los únicos que se diviertan. Fuckers.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s