Shhhh

Tengo muchas experiencias blogueables de último minuto (el hallazgo de un polvoso auto setentero al que antes de abandonar, le colocaron sendas camisetas en los asientos delanteros, como si lo hubieran abrigado un poco; el encuentro con Miriam y los tequilas en que me moría de la vergüenza y en el que me di cuenta de que uno no es, repito, NO ES dueño de su personaje; la Facultad de Filosofía y Letras que hoy me resguardó de la estupidez y la ignominia; el Diccionario Jázaro de Milorad Pavic y por qué decidí leer primero el tomo “femenino”; lo chistoso de que los libros tengan género; lo imposible de que las personas sostengan género; lo difícil que es pensar en una puta tesis en diciembre con tanta vida que hay en las calles ¿me la pierdo?; las ansias que tengo porque ya sea EL FUTURO, como si pensándolo pudiera hacer que amaneciera una nueva semana o un nuevo día; las ganas que tengo de que la navidad no me pase por encima again; el temido encuentro familiar anual y sus consecuencias en mi ánimo; el próximo viaje a Miami; la próxima columna de cine que me aterra porque AHORA Sí voy a hablar de cómics; lo que me aterra ser yo y que otros no sepan quién soy yo y entonces esperen a alguien que no puedo ser; lo doloroso que es darse cuenta de que uno ha crecido y no hay pastillas para empequeñecer).

Ah cuánta cosa blogueable.

Y por alguna razón, no me sale bloguear de nada de esto hoy.

Right. Back to those books.

7 thoughts on “Shhhh

  1. Hola. Por suerte las ganas de bloguear no se agotan (ni con el ambiente navideño, yo como buena judía vivo resentida porque nunca pusieron en mi casa árbol de navidad y me daban juguetes pedagógicos de Hanukah). En fin, disfruté mucho de esos tequilas. Al final, creo que nadie puede sostener su personaje y cuando hay encuentros reales, milagrosamente dejamos entrever al actor, que es el personaje más complejo. Y el futuro…pues que venga solito, no?
    Un abrazo

  2. y si, uno no es dueño de su personaje
    se vale querer, mm, desear un encuentro, como meter un momento al microondas con alguien? y luego que se disuelva?
    siempre estoy con lo real y lo onírico, como le hago mi querida ira para que cuando algo se aproxime a lo real no ande deseando que mejor se vuelva onírico?
    se vale besar a alguien media hora?
    sooz

  3. Miriam, me encanta que cuentes traumas judíos, siento que soy amiga de Woody Allen🙂
    Gracias por ese día. Un abrazo fuerte.

    Ernesto, I really don’t think so, you silly. They’re in awe, they just don’t know how to say it.

    Sooz, se vale, pero no te lo recomiendo. La psique nunca vuelve a quedar igual, es como si la boca esa te persiguiera todas las noches, no por el resto de tu vida, sino por el resto de tus besos que es peor.

    Lo que sí creo que se vale es desear Soozkind, que se chingue el otro si no quiere que lo desees. Espero que todo esté bien, gracias por darte tus vueltas por acá. Tus comentarios siempre son enigmáticos, pero bonitos, como usté misma.

  4. Antes de que se me olvide, hablando de actores y directores, fui a ver la del Buen Canario, no me gustó nada, ¿ya la viste? La deberías de reseñar, me gustaría leerla (aunque creo que en Chilango alguien ya lo hizo y la clasificó de “Condechi”, lo que sea que eso quiera decir. Ah, antes de que se me olvide, ahí va lo que quiero decir, no vayas a hacer por nada del mundo un doctorado si el tema no te persigue, tiene que ser casi un exorcismo, no son artículos, son cuatro o cinco años de tu vida dedicados a leer, investigar y escribir sobre “x” que se vuelve “X” en mayúscula. Bueno, ya nos contarás de qué se trata. Un abrazo.

  5. Gracias irita por tu strange kindness. Pero es la verdad, la gente quiere que seas eso que creen que tú eres. Y por más que les digas, “no, mira, este creo ser yo, y bueno, quizá no lo soy, pero te lo digo yo, que creo ser yo, más o menos” pues como que no te creen.

    Yo creo que los actores y “celebrities” se tienen que creer a huevo sus personajes. No por ponerse “metodista” o stanislavskiano o lo que sea, pero creo que si en serio no se creen la ficción tons se vuelven loquitos y se suicidan –o se rapan.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s