Los días, los motivos

Ahora debo escribir una carta de motivos. Redactar bien, enganchar al académico que leerá las primeras dos líneas, un par de enmedio, las del final. Hacerle una especie de ‘cht, cht’ en la voluntad, ‘ei, acá, acá fíjate en mí, soy elegible, soy lo que buscas’…zip zap zoe, sea el alma de las fiestas, decía la Pantera Rosa.

Aquél que pueda escribir una buena carta de motivos, creo que puede con una novela. Es el mismo principio, nomás que las nachas duelen más.

***

Dice Vila-Matas en una entrada de su Dietario Voluble: “A veces, el humor se revela como el único sentido del universo”.

El universo hace cosas graciosas como dejarte sin dinero para comprar pan mientras te asigna un trabajo de reportar el estado de los pastelitos de frambuesa.

O te da una intuición de miedo para casi todo pero no te da disciplina para ejecutar.

Sentidazo del humor, pues.

***

DC, as in DC Washington, as in DC Comics, as in Batman, as in I’m Batman, as in I miss my happy self, as in I have a mask that covers up my ophanhood, as in I miss you bastards a lot, as in don’t you think it’s been enough? DC as in Driving Cars, as in Dying Cars, as in Dios Castiga, as in Damage Control, as in Don’t Care, as in Dionisios Celebra, as in one of these days I’ll just be Bruce Wayne and leave everything behind me.

***

This time tomorrow. Qué sanquintín esto de viajar. A esta hora mañana ya estaré sentada en las piernas de Lincoln, como la Lisa Simpson que siempre quise ser.

9 thoughts on “Los días, los motivos

  1. Las cartas de motivos son mucho más difíciles que cualquier novela. Sobre todo para aquellos que ya no tenemos motivos y que de un momento a otro nos quedaremos hasta sin pretextos.

  2. Qué dolorosa manera de estar de acuerdo. Contigo, con Vila-Matas, con Don Rul, con los trabajos, los motivos y los días. Hoy me preguntaba a qué vine al mundo, por lo pronto, ya me recordaste una: a conseguir humor.

  3. Buen viaje, querida Ira.
    Las cartas de motivos son lo peor, acaban en ex abruptos existenciales. Lo que me mueve a hacer esta investigación…con el fin de …para dar al país…en ese sentido, mi propuesta…
    Qué hueva!!!

  4. Coincido con Miriam: es más bien como hacer una carta de buenos propósitos para el año nuevo. Simplemente servirá como evidencia de lo distantes que están la intención y el resultado. Una cosa es prometer, otra cosa es cumplirlo. No que prometer sea fácil…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s