Periodismo de arrabal

Esos mis periodistas mexicanos, tan singulares, tan dicharacheros, tan simpáticos y tan parecidos a la fina y respetable raza policial (tan buenos redactores chingadamadre). Les falta un grado para ser sardos.

Acá una muestra de la divertida que se pusieron los pendejos que cubrieron esta nota en la sección policial de El Universal:

“La Procuraduría Capitalina detuvo a un hombre que presuntamente se disfrazaba de mujer para atacar a mujeres en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, en los vagones exclusivos para damas donde las tocaba..

La afectada denunció que en horas “pico”, abordó el convoy destinado para mujeres, en la estación Camarones de la Línea 7 del SCT Metro, y al quedar cerca de la puerta, sintió tocamientos en sus glúteos.

Supongo que las comillas en las horas “pico” tienen jiribilla. Habrá quienes digan que estoy leyendo de más, pero créanme, el gremio funciona así.

Ta bien, no hay que ponerse de amargator, de vez en cuando es simpático, nomás digo que si en México se cultivara un poco menos el albur la gente tendría mejor sexo (en general me late que el albur viene de una especie de infantilismo genital, angustia erótica de etapas muy tempranas).

En cuanto a los periodistas, el uso del albur los exime de enterarse que tomar a la ligera un “tocamiento” de “glúteos” es,  muy en el fondo del inconsciente social, una forma de apadrinarlo.

Lo que sí es cajeto es el güey con su peluca.

Dése ud. un quemón del look cavernícola (por cierto, el archivo se llama “Vestida” y le pusieron así los del Universal):  vestida1

12 thoughts on “Periodismo de arrabal

  1. coincido con argel. también en estos días de calor confirmo que a los mexicanos nos castran (pun intended) con el trauma con el cuerpo- en serio uno por más educado y globalizado que esté no se acostumbra a ver el absoluto y fascinante espectáculo que es el respetuoso despliegue de belleza femenina masiva, de todos los colores, tamaños y procedencias en esta ciudad. en méxico uno sólo ve eso a menos que vaya uno a la fórmula 1, a un centro comercial donde haya edecanes o un antro fresa. también aplica a los hombres, que en méxico se meten al mar con la camiseta. no sé si fue la colonia o qué, pero el mexicano está traumado con el cuerpo, con su belleza y con el derecho a celebrarlo públicamente.

  2. (por otro lado sí tenemos muchos descamisados, y celebramos la panza exorbitante sin ningún nivel de pudicia, pero quizá eso se trate de otro asunto).

  3. Creo que hablamos de un tema nacional muy poco visitado. Yo no puedo decir mucho: soy la más penosa con mi cuerpo, aunque luche contra eso todos los días.

    Hasta se me ocurre un tema de investigación: el tema del deseo en la literatura nacional.

    Quizás empezando por allí podríamos saber qué madres nos pasa ante nuestra desnudez.

  4. el bolaño dice: somos malos buenos con los puños y malos en la cama
    o quizá escribió: somos pésimos con los puños y pésimos en la cama
    no me acuerdo porque salgo para el metro camarones

  5. Costa, tan mexicano ese chileno chingaos.

    Ernesto, es curioso que menciones la censura de Aura pues ahora que se cumplieron los 80 de Fuentes, convertido en gran jolgorio panista recordé “¿Pos no eran ustedes, hace 15 años, los que hicieron un favor diciendo que era satánico?”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s