vs. la crisis: Conrad

Es raro que ninguno de mis reportajes para revistas culturales me haya llevado a tantas referencias literarias como el que estoy realizando ahora para una revista de negocios. El tema es cabrón: si uno tiene 40, 45 o más, ¿cómo madres le hago para que estos hijosdesu”y”generation no se queden con mi puesto cobrando la mitad?

Es decir: crisis económica mundial  + crisis de la mitad de la vida = sociedad semi-suicida, deprimida, aunque en último de los casos también una sociedad que deviene en un salto creativo. (Siempre y cuando la sociedad en cuestión muestre un poco de huevos, digo yo).

De acuerdo con un artículo al que hace referencia la fundación psicoanalítica Travesía, el inglés de origen polaco Joseph Conrad habló como nadie de la crisis de la mitad de la vida.

Marino profesional, Joseph Conrad publicó su primera novela a los 37 años.

“La creatividad de Conrad fue movilizada por la severa crisis en su madurez. Creando habría elaborado su profunda ansiedad depresiva, en su punto crítico por ese entonces. La autora hace referencia a los escritos anteriores a esa primera novela, relacionando creatividad con posición depresiva”.

Aquí un párrafo escrito por Conrad, citado en el mismo artículo que me pareció bellísimo:

“Sólo los jóvenes tienen estos momentos. No digo los muy jóvenes. No, los muy jóvenes no tienen, propiamente hablando, momentos. Es el privilegio de la temprana juventud vivir anticipándose a sus días, en continuidad plena de esperanza, lo que destierra toda pausa y toda introspección… Si, uno sigue andando y el tiempo sigue andando hasta que uno percibe adelante una línea de sombra, aviso de que debe dejar atrás, también, la región de la temprana juventud… Es este el período de la vida en que aquellos momentos de que hablaba pueden venir. ¿Qué momentos? Y bien, son momentos de aburrimiento, de hastío, de insatisfacción; momentos de arrebato. Quiero decir momentos en los que todavía los jóvenes propenden a las acciones arrebatadas, como casarse repentinamente o abandonar un oficio sin razón”.

***

Justo estoy pensando en la atemporalidad del blog, en que esto igual lo pude haber escrito hoy o mañana o en un mes y me entran ganas de decir que amo el olor a lluvia, que después de ese tremendo calor que nos azotó toda la tarde es como si la ciudad nos diera chance de reunirnos para beber o nos instara a platicar bajo las deliciosas gotas que todo lo limpian.

Y justo pienso que esto no podría escribirlo ni mañana ni pasado ni en un mes. Que sólo puedo escribir de ese olor a lluvia prematura este martes a las 6.43 pm.

***

Quiero hablar de lo idiotas que me parecen las campañas políticas, sobre todo esa que promueve la pena de muerte y el pago de medicinas. Pero es que hay tantas cosas buenas, tantos libros, tanta música. Hasta parece un despropósito.

2 thoughts on “vs. la crisis: Conrad

  1. Así, sí gana tu “lectorado”. (Con voz de niña-mestiza-simpática-no-peligro-para-méxico-que-representa-la-mexicanidad-iujú!) [Ja]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s