Y ahí viene otra vez la desgraciada

La pinche realidad es una peste.

No puede uno andar flotando todo el día por las nubes porque mire nomás:

Yo juanito, tu juanitas, todos juanitamos“. Dicen que Juanito está loco y preguntamos todos: ¿Se volvió loco nomás ahorita que nos conviene o ya estaba loco desde antes? Y si estaba loco antes ¿así lo postularon para liderar una de las delegaciones más importantes de esta ciudad (que es todo un país)?

Los perredistas merecen juanitear.

También dicen que Juanito es medio retrasado mental. A simple vista, se le puede diagnosticar eso que los psicólogos de antes nombraban como ‘inteligencia limítrofe’. Y a simple vista, así se puede diagnosticar a toda la clase política mexicana. Descabezadero que tendríamos, vamos.

***

Más realidad, más realidad: La soledad se pega.

(Los científicos sociales de pronto juanitean también, digo yo).

***

Y la mejor de hoy: TOME chango su Nobel de la Paz.

Vamos a salirnos de Afganistán, peeeeero primero les vamos a poner en su madre, nomás por no dejar.

Ok.

4 thoughts on “Y ahí viene otra vez la desgraciada

  1. Bueno la verdad el Juanito si está medio zonzo. Y no por ser estúpido sino por que no desarrollo nada el pobre. Que así esta la mitad de la población de este país, y los que vengan…La clase política? Esos no tienen un pelo de pendejos, lo que son es una turba de hijos de la chingada.

  2. la soledad es mala consejera
    y Juanito necesita unos consejos… o martillazos…
    por no decir otra cosa

    o debería decir PAZ¡ Paz PaZ¡
    … (L´EASE COMO ZAPES POR FAVOR) la violencia no me va

  3. Dos contribuciones del Sr. Juanito (nótese la nobleza adquirida, nomás por el título otorgado):
    1. Es de los pocos integrantes del mundillo político que puede presumir de algo que no muchos: se chingó con alevosía, ventaja y premeditación a un supuesto intocable como López Obrador (pensemos que ni Fox se lo pudo chingar con lo del desafuero. Lo que habla mal de Fox, pero no le aporta nada a Juanito).
    2. Generó un nuevo adjetivo conjugable (¡ándele wey!, palabra multifuncional en tiempos de búsqueda de eficiencia): “juanitar”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s