Avatar me pone triste

Este texto se posteará en el sitio de Chilango.com muy pronto. (Espero muchos trolls de por allá).  Por lo pronto les comparto lo que escribí para el público de esa página que en mi mente es totalmente distinto al que visita El Taza… a ver qué les parece:

Mi amargura es azul

Creo que lo lograron. Voy a dormir en posición fetal el resto de mis días si alguien no me explica cuál es el gran escándalo con la última de James Cameron.

Acepto que hay momentos —la primera vez que aquella hermosa selva fosforece, por ejemplo—que realmente me hicieron querer estar allí. Pero el cine no es eso. El cine no es ‘querer estar allí’, sino efectivamente estarlo, olvidarse de la miserable existencia propia por dos horas y llegar a casa sintiendo que no todo puede estar tan mal. Y para eso hace falta un buen guión.

Por ahí dicen que no se puede empezar a construir una casa por las ventanas y el símil es valioso en este caso: no se puede sustentar una película en movimientos de cámara y luces artificiales sin tener primero personajes con los que el público se pueda relacionar.  Hace falta ‘tempo’, un ritmo que en lugar de impresionarme me conmueva y algo más que chabacana cursilería new-age. La ‘Pacha-mama’ y la metáfora fácil de ‘lo malos que somos con la madre Tierra’ es un discurso que ni a Al Gore le funciona, por dios.

No esperaba que Avatar fuera una película de ‘arte’ (cualquier acepción que le quieran dar a este mote, yo ya no entiendo cuál sí es y cuál no); ni siquiera esperaba que tuviera sentido. Quería divertirme y ya.

(Últimamente uno va al cine esperando sólo eso. La vasta mina de contenidos en Internet, –desde videos musicales con propuestas visuales extraordinarias (ya es viejo, pero House of Cards de Radiohead es el primero que me viene a la memoria) hasta cortometrajes animados independientes como este de The Cat Piano–, compiten con lo que antes hacía el cine por nosotros: invitarnos, enredarnos en el tejido onírico del otro).

ASí QUE FUI A VER AVATAR…

…compré palomitas, apagué el cerebro y me senté a esperar. Espere casi una hora para que Cameron develara un mundo supuestamente mágico. Me gustó el azul de los Na’vi y hasta sus colitas pseudopsiquicosexuales. Creí en las primeras bestias (esa especie de perros negros) y en los rinocerontes y pensé que eso era tan solo una probada. Ahora viene lo bueno, ahora viene lo bueno…créditos finales…¿y lo bueno?

¿Y los animales que yo no pude haber imaginado? ¿Y las naves extraordinarias? ¿Qué onda con ese futuro lleno de helicópteros guangos y malos que se ríen como el Villano Reventón? ¿Eso era todo?

(Con mis amigos, otros amarguetes como yo, tenemos varias preguntas de concurso: ¿qué onda con sus islas colgantes ‘sin gravedad’ pero con enormes cascadas que, je je, CAEN. Shhh, cállese niña y vea la peli. Pp-pe-pero ¿por qué la muchacha chicha se enamora del menso este que se perdió en el bosque sin ninguna razón? ¿Así nomás por bruta? Shh, cállese y vea los efectitos…Oiga Mr. Cameron, y ¿la criaturita esa que vuela dando vueltitas no se marea? Digo, por algo la naturaleza dicta que las alas vayan a los lados, ¿no cree? Shh, usted niña hace demasiadas preguntas. Cállese y pague otra vez el boleto).

A James Cameron se le acabó la tinta de la imaginación en la primera hora de la peli. Para entender cómo se crea un mundo quizás tendría que haber releído El Señor de los Anillos (Tolkien), Un mago de Terramar (Le Guin), la saga de The Sandman (Gaiman) o cualquier cómic de X-Men de Jack Kirby y Stan Lee . Para entender algo sobre el poder —pues esta hubiera podido ser una gran fábula del poder si Cameron hubiera tomado el asunto en sus manos—, este director podía volver a ver El mago de Oz (Fleming 1939) o su incluso sus propias películas Terminator I y II.  Y pensándolo bien: esta ES una fábula del poder. Pero del poder aplastante. ¿La única manera de generar tecnología es siendo gringo autoritario?  ¿Esta pobre civilización con colitas conectables no puede aventar más que piedras? Qué barbaridad, qué manera tan pusilánime de leer la Historia, Cameron.

Quizás esa leyenda de que escribió el primer borrador del guión en tres semanas es cierta. Y también será cierto que nunca lo volvió a leer ni lo comparó con nada. Supongo que ese es el problema de vivir pegado a una computadora: crees que el mundo se acaba de inventar y te piensas muy listo por hacer una mezcla de todo y nada. Está bien, este es el siglo de los DJs, mezclar ES crear. Pero antes hay que conocer lo que se está mezclando. Y poner algo tuyo, qué caray.

Seguro me odiará la mitad del mundo por decir esto. Está bien. Los cito en una década aquí mismo, con el revólver en mano y listos para disparar el dato: ¿en diez años, alguien se acordará de Avatar por algo que no sean sus mil millones de dólares recaudados en taquilla? Ni el mismo Cameron, creo.

(Claro que dirán: ¿ajá, tú lo puedes hacer mejor? ¡Vas, vas! Ándale, muy criticona y ni sabes, fea, horrible, no tienes corazón, Avatar está bien bonita…bla bla bla… Ok. Sólo para salir de deudas: no no, yo no puedo hacer algo mejor. La crítica es un artificio ínfimo contra lo que puede hacer un verdadero artista, pero, hablar de cine es importante, pues el cine y cómo lo vemos y cómo le compramos cualquier cosa al que nos vende espejitos habla de nosotros mismos. La película es lo de menos.).

25 thoughts on “Avatar me pone triste

  1. 😄

    Nomás aclarando, creo que las cascadas eran como de humo. O eso vi yo y me convencí.

    Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo. Es un producto.

    Y… SE LA HUBIERAN DADO A LUC BESSON!

  2. Gracias. Typical Ira’s powa. Un placer leerlo. Sonrisa maléfica…

    Y yo nomás exigiendo que también le des su crédito a Stan Lee por los X-Men.

    La mera verdá es que desde que vi el monito ese azul no se me antojó nada ver la película. Cuando el cine es tan caro, te vuelves más exigente en lo que te arriesgas a pagar por ver. El pedo en México es que el cine es tan barato que hasta las malas películas se ven dos veces.

    Me da curiosidá, pero puedo vivir sin verla.

    Mientras tanto, el BFI acaba de sacar la caja de Terence Davies…. ¿Quién que haya visto una película de él se le antoja ver a Cameron?

  3. Rodion ¿te cae que eran de humo? Ayyy güey, me perdí la sutileza. Yo clarito las vi caer.
    Igual, gracias por comentar🙂

    (y sí, se la hubieran dado a cualquier otra persona. Luc Besson, qué sé yo, hasta al mismo Cameron pero con alguien que lo bajara de la nube. Toc toc, Mr. James? Ahh, nomás para avisarle que usted no es guionista y seguro lee muy poco, así que vamos a dejarle ese trabajo a algún experto. No chingue).

    Ernesto, en un momento arreglo el asunto crediticio de Mr. Lee! Chale, aquí no llegó la última de Terence Davies. Nunca lo he hecho (en pelis sí me duele bajarlas por la red y verlas en casa) pero tendré que buscarla. Me encantó

    Gracias por leer y comentar. Es mi primera (y en una de esas última colaboración a este sitio) por lo que me importaba dar un ramalazo…como cuando piensas que será la única vez que puedas decir algo. Me importaba mucho la opinión de gente como ustedes.

  4. justo ayer comentaba con unos amigos sobre avatar en sus distintos aspectos. yo, personalmente, la primera hora sí me cagué. luego conforme fue avanzando la película y fui viendo la estructura del guión me fui decepcionando. vamos, es un guión muy básico y la mayoría de las veces 1+1=2 funciona poca madre (when harry met sally), pero para ser básico hay que saberlo ser. con eso que dices -que yo no sabía- que cameron escribió el guión en 3 semanas y luego ni lo cotejó, explica demasiadas cosas. sabiendo eso, ya ni vale la pena enojarse por avatar.

  5. Estoy escribiendo algo sobre Halas & Batchelor, los animadores británicos. Cuando hicieron Animal Farm comisionaron primero un “picture book” que detallaba exactamente cada escena, y de ahí hicieron el screenplay. Después lo “mapearon” en un “Tension chart” que indicaba todos los momentos dramáticos así como los “moods” de cada escena… El documento es una chingonería. Para hacer este filme a mano se necesitaron más de 70 personas y 300,000 horas-hombre. Mucho que aprender ahí…

  6. Yo la odie desde los primeros 4 minutos donde dicen: (acerca de los marines gringos) “esos que en la tierra eran heroes”, pos que no en la pelicula hacen lo mismo, conquistar.

  7. Ira,
    creo que tu crítica es valida en muchos sentidos, pero lo que yo no entiendo es esto

    dices:

    “El cine no es ‘querer estar allí’, sino efectivamente estarlo, olvidarse de la miserable existencia propia por dos horas y llegar a casa sintiendo que no todo puede estar tan mal.”

    Y, desde mi punto de vista, lo que haces en tu crítica es juzgar la película desde los parametros con los que experimentamos la existencia. Como cuando hablas de gravedad. Cierto que Cameron introduce esos parametros al hacer del poder un tema central, pero creo que no viola el pacto de verosimilitud necesario para desprendernos de los parametros con los que interpretamos la existencia y aceptar, por dos horas, loq ue nos plantea la película. Si hubieras enmarcado tu crítica en el ambito del poder tal cual se experimenta en la existencia, de la historia, etc, voy de acuerdo, pero según tu introducción, creo que no va.

    Por otra parte, creo que lo de le guión bien estructurado es ceirto en muchos casos, pero no en todos. El mejor ejemplo es Lynch quien en más de una ocasión ha hablado de guiones incompletos que van incorporando elementos sobre el rodaje. Y , en gustos se rompen géneros, por lo que en mi gusto, Lynch sabe crear mundos y no es un experto en cine o literatura (estudió pintura) y en más de una ocasión ha admitido su ignorancia de muchos de los que se consideran filmes esenciales para cualquier creador.

    Si, como alguien más mencionó, sabes que el guión lo escribió en 3 semanas y tú eres de las que piensan que un guión debe de estar trabajado con mucho tiempo de anticipación, no creo que tus exigencias sean válidas y mucho menos que valga la pena la decepción, en otras palabras, no creo que se justifiquen dentro del texto que nos compartes. Y eso de comprar espejitos es cierto. Pero no son más espejismos los que crea la erudición que los que crea la “ignorancia”. (Se puede ser muy ignorante de obras de arte, pero hay muchas maneras de estudiar el mundo) Siempre hay mucho resquemor por parte de los expertos contra quien puede hallar su creatividad en otros medios que no sean los de la erudición o lo que ellos consideran erudición (sus libros y autores favoritos en mundo donde hay millones de autores y libros). Y claro, la opinión de los amigos siempre es (tal vez la más) importante, nos reafirman en algunos, que no todo, de nuestros prejucicios compartidos. He ahí el espejismo. Después compartimos nuestras palabras como producto del analisis sesudo y la objetividad cuando de fondo hay diálogos muy personales con algunos otros invisibles. Y así, así se crea la Historia, con H mayúscula, la que siempre nos dicen, es “objetiva”.

  8. Daniel, me encanta tu comentario pues aprendo mucho de quien disiente respetuosamente.

    No estoy de acuerdo con todo lo que dices, pero me parecen muy muy importantes dos cosas que planteaste:

    1. El asunto Lynch
    2. El asunto que interpreto como “el espejismo de la objetividad” (o lo que es lo mismo: Ira está vendiendo crítica seria por una plática con sus cuates).

    Esto que voy a plantear será abrir nuevas líneas para el diálogo. No tengo intención de rivalizar opiniones, pues como te digo: escucho y aprendo (y agradezco que alguien venga e invierta tiempo en compartir una opinión, la que sea… eres bienvenido, ven más seguido!)

    Sabes cosas similares a las que yo sé de Lynch: que es una pistola para crear atmósferas, crear mundos y que su formación es de pintor, no de escritor. Pero ahí tenemos un poco de historia imdbesca para darnos cuenta de que, diga lo que diga Lynch de su proceso creativo, este autor no se ha querido saltar pasos ni ha sustituido el trabajo duro sobre sus personajes y su historia por lo fuegos artificiales –aunque su historia no sea lineal, al estilo Hollywood, aunque no sea una tragicomedia heroica como suelen ser las películas de sus camaradas gringos, ahí hay una historia.

    Quizás utilice escritura automática como un surrealista o cuestione la lógica ‘natural’ como un existencialista, pero lo hace (creo, aunque puedo equivocarme of course) desde la experimentación y no desde el fastidio. Lo que Lynch desdeña (aquellos directores que no ha revisado) lo hace desde la libertad y no (como Cameron) desde las ganas de inventar el hilo negro. Intuyo que Lynch no conoce a Orson Welles, por ejemplo, capaz de una maestría incomparable en el storytelling tradicional, pero es precisamente porque David no tiene intenciones de hacer storytelling tradicional. Lynch conoce muy bien (y los cita todo el tiempo) a Fellini, a Bergman, a Buñuel y a Jacques Tati. Es más, Lynch les roba constantemente ideas, obsesiones, motivos, incluso puntos de vista de la cámara y lo hace con un respeto y conocimiento profundos. Creando sobre sus creaciones. (En este caso, la palabra robo es una estupenda forma de decir ‘crear rabiosamente’).
    Lynch plantea verdades a medias, secretos inconfesables y un resquemor subyacente que nunca se explica, pero que existe y nos incomoda todo el tiempo. Lynch es uno de esos magníficos creadores que no regala nada, no vende ideología o biblias a domicilio. Lynch exige paciencia y concentración del espectador pues al final de la película te dará algo.

    Cameron, como comentaba Dante, lo primero que hizo fue vendernos al Marine gringo (y no lo invento, no lo imagino, es un diálogo real de la película) “nosotros (los marines) que en la Tierra éramos héroes”. ¿Héroes? Ok. El señor viene a vender biblias gringas. No gracias. / Por si este planteamiento ‘pasado’ luciera inocuo, poco a poco Cameron nos lo demuestra: es un marine el protagonista y al final resulta ser… chan chan chan…¡un héroe que piensa por sí mismo, nada menos!

    Mencioné a los X-Men, a Gaiman, al Señor de los Anillos y Un mago de Terramar no porque sean los únicos que conozco y conocen mis amigos, sino porque es claro el robo.

    Hay evidencias en Avatar, no las invento.

    (Es obvio que yo tampoco puedo hablar de lo que no conozco, es obvio que mis referentes entran en la crítica ¿o cómo más podría llevarla a cabo?).

    En todo caso, lo que nos importa a los que amamos el cine no es a quién haya leído el creador, sino el RESULTADO FINAL… y ahí, bueno, ahí es donde Avatar no se sostiene sola de ningún lado.

    En lo que difiero completamente es en lo que dices: “Creo que no viola el pacto de verosimilitud necesario para desprendernos de los parametros con los que interpretamos la existencia y aceptar, por dos horas, loq ue nos plantea la película”.

    Lo viola sí, pues yo le hubiera creído hasta que los marines son buenos (y mira que está cabrón) si tan solo me hubiera permitido identificarme con un conflicto verdadero del protagonista.

    Esos mundos donde la lógica no tiene cabida (como en la película de Jim Henson, Labyrinth, por citar la primera que se me viene a la mente) existen y me encantan. No importa si la gravedad se comporta como le da la gana a Henson, lo que importa allí es que la escuincla está en un mundo extraño, va a buscar a su hermano en peligro (un sencillo problema que mueve la trama) y al hacerlo se convertirá irremediablemente en adulto para dejar de creer en los cuentos de hadas (un CONFLICTO). La protagonista se resiste, claro y ahí, AHÍ me puedo relacionar con ella.

    Si las cascadas caen o no en Labyrinth, sería lo de menos.

    (¿Sigues leyendo? Wooow, ya hasta yo me harté)

    Bueno.

    Total que gracias por el comentario y con todo respeto este es mi comentario al tuyo.

    Muchos saludos!

  9. Por cierto, Priego, qué buena onda, gracias por compartir el link.

    No tengo tan presente esta empresa, pero cuando hagas el artículo, pon un enlace por allí para enterarnos bien. Me parece que faltó mencionar Animal Farm y a Orwell entre los autores que debió visitar Cameron.
    Incluso uno más obvio y menos mamón: Terence Malick en El Nuevo Mundo de 2005. Igual no soy fan, pero aquí Malick creo que tenía una postura al menos sobre el choque de las culturas.
    En fin.

    Ernesto Sandoval, lo de que el guión primigenio se escribió en tres semanas salió en un reportaje que hizo El País previo al estreno de Avatar. También dicen que Cameron se negó a hacer la película hasta que se hubieran inventado las herramientas tecnológicas para llevarla a cabo. (Un poco el colmo de la mamertez).
    Ya tono muy light (igual luego me da flojera darle tanta importancia a algo que no la tiene), es como si Mozart hubiera dicho: me niego a componer porque no se ha inventado el sintetizador. Ayy Mozart no seas mamón plis.

    Bueno, gracias a todos por su comentario. Really really.🙂

  10. Página 58 del script de Avatar:

    “JAKE’S POV — enormous islands of rock are hovering a half mile above the ground. They are overgrown with rainforest, and straggly beards of vines hang down beneath them. Waterfalls stream down the sides and dissolve into spray at the bottom.”

    Cascadas. De agua.

  11. Hola Ira:

    Gracias por la bienvenida.

    En mi opinión no existe tal cosa como la crítica seria, todo es plática entre cuates, más o menos documentable y documentada. Ya después, institucionalmente, se dora la pildora y se habla de la escuela de tal y de cual.) Y me parece maravilloso que la crítica, la Historia, con H mayúscula, sean eso, plática entre cuates. Claro, hay veces que esas pláticas entre cuates, cuando se la creen mucho, llegan a tener trascendencia y pueden afectar a muchos otros grupos de cuates. Pero bueno, pasando a tu comentario quería decir esto.

    Cuando hablaba de Lynch, no me refería a que sus películas fueran hechas en 5 minutos y sin mayor esfuerzo. Cualquiera que haya tenido la oportunidad de participar, incluso como extra, en un rodaje sabe lo que toma, no sólo en tiempo, sino en trabajo, filmar 5 minutos, no se diga ya un largometraje. Como en todo, la práctica nos enseña y supongo que los cineastas profesionales pueden reducir tiempos con la experiencia ganada por los años. (Lo inmediato es cómo surge una idea, algo fascinante) Me refería más a lo que después comentas sobre la escritura de un guión. Es decir, que no todo tiene que ser de aucerdo y exactamente como se planea, ni siquiera en las palículas de narrativa “tradicional”(Recuerdo haber leído, no sé en dónde-no sé si he leído mucho o si conozco muchas obras, no suelo atesorar libros (respeo a quienes sí lo hacen) y de repente me viene refrencias a mi memoria- que Chaplin andaba corto de presupuesto. Hay una escena en la que Charlotte ve pasar el tren. No podían desplazarse hasta una estación o algo así, entonces, hicieron un primer plano de su rostro y le pasaron luces sobre el mismo para crear la ilusión de que estaba viendo pasar el tren. Eso es, me parece, un gran ejemplo de cómo se desbordan los planes y cómo ese desbordar incentiva la creatividad) Me aprece que hay un gran problema, se asume que al decir “strytelling” ya estamos implicando teorías aristotélicas y por ende es tradicional. Pero, volviendo a la literatura, García Marquez es un maestro del storytelling y para nada es, sobre todo en Cien años, tradicional. Supongo que de ahí el mote ese “realismo mágico”.

    Quiero dejarlo claro (creo que no está a discusión, pero por si las dudas) no quise comparar a Lynch con Cameron porque como mencionas, Lynch pertenece más a una linea surrealista (el buscar los refrentes genéricos más antiguos, a parte de que nos lleva a caer en las trampas de la historia, es decir, a los motivos personales que impulsan a ciertos grupos de amigos a hacer pasar su punto de visto como la VERDAD, nos lleva a un callejón sin salida porque entonces tendremos que ir siempre a la biblia en oxidente (cuántos sueños hay ahí para las revelaciones, diríamos que es el “origen” del surrealismo) y en oriente, bueno, ahí está China) por llamarla de alguna manera. (Es preciso recordar que el térmno surrealismo es superrealismo, o sea, más real que lo que considermaos “real”) Simplemente me parece que la discusión en los comentarios vertidos se inclinaba, en ciertas secciones, a que la pelícua era mala porque había hecho el guión al vapor. (Sobre las referencias que me das de los autores que le gustan a Lynch, algo había leído de eso, pero yo también le veo cara de Tarkosky (El espejo) y Cocteau (La sangre de un poeta) aunque no lo podría asegurar.

    Ahora bien, dices que el pacto de verosimilitud se viola por que el personaje dice que “lo marines eran héroes” y al final resulta ser un héroe que piensa por por sí mismo (whatever that means). Uno, a nivel discurso, todos tendemos a pensar que los marines, por el simple hecho de ser marines, son detestables (un viejo conocido mío (chicano) es un marine y yo no permitiría que nadie le llamara un cerdo imperialista) Pero bueno, si el caso es, nuevamente, juzgar la película en términos de cómo se experimenta la existencia, entonces por qué no cuestionarse todo lo que da lugar al concepto, por ejemplo, de ejercito, de estado nación, etc.(Llegaríamos, si siguieramos ese camino, al despedezamiento, precisamente, de la noción del sí mismo) Eso ya nos sacaría mucho de la discusión de la película, supongo.
    Dos. Al pensar por sí mismo (whatever that means) el héroe no deja de ser héroe, pero ya no es un marine, por lo que ya no está vendieno la ideología que mencionas. Vende otra, cierto, pero no la de los marines. A menos que ahora los marines sean, a nivel discurso, claro está, muy ecológicos.(Hubiera sido intersante, no lo puedo negar, que el héroe se conviertiera en antihéroe en lugar de convertirse en héroe de otra ideología. Eso hubiera trastocado, más de lo que de por sí ya están, las nociones de género cinematográfico)

    Insisto, coincido con el marco que le das a tu texto por lo que no me parece que sea muy pertinente, aunque se puede, juzgar la película en términos estrictamente “realistas”.

    Sobre el robo que mencionas de Xman, etc, nuevamente creo que es una ceustión de gusto. (Es tan complejo cómo se forma eso que llamamos gusto) Dices que Lycnh roba para “crear rabiosamente” pero no crees que sea el caso de Cameron cuando, en mi opinión, es justamente es eso lo que hace, es decir, hacer una gran creación y no me consta que robe. Luego dices, es evidente que ahí están. Bueno, el fi de semana pasado un hombre, cuyo nombre no recuerdo, escribió una reseña en la que, según él descubre todas las referencias o antecedentes literarios y cinematográficos que hizo Cameron ( desde Rimbaud hasta Julio Cortazar y para él, son tan evidentes como para tí lo son Xmen, etc) La gente que comentó la reseña le complementó y se fueron hasta La vida es sueño. Puede que sí, puede que no. En cualquier caso, nada nos garantiza que sí haya leído las obras que tú mencionas o las que el reseñista de Milenio apuntó. Yo creo que unas cuantas sí. Pero el punto es que si a mi me gustan los comics y ciertos comics o películas pues cada vez que vea una película o lea un comic veré mis lecturas. Otros verán las suyas. ¿Habrémos de interrogar a los autores para que confiesen su robo? ( Hace poco leí un texto en Harpers Magazine donde se habla de término para el “robo” de ideas, muchas veces sin que alguien haya tenido contacto con esas ideas a través de un libro u otro medio. No lo recuerdo y no me lo robo, confieso que lo leí.

    Y ahora, una anecdota. Tengo un escritor gringo favorito. Nedie me lo va a creer, pero, francamente, me tiene sin cuidado. A la edad de 10 o 12 años, soñé con él. Una puerta se abrió y ahí estab su rostro. Llevaba sombrero tipo fedora. Más tarde, por ahí de los 14 o 15, lo leí y ví una fotografía suya. Sobra decir que los calzones se me hicieron de yoyo.

    Estoy muy contento de que alguien ahya puesto el link apara descargar el guión d ela película. Gracias.

    Y sí, la Historia, con H mayúscula, es una entretejido complejo de subjetividades entre grupos de amigos. Fantasía. (Cero conflicto) No habrá poder humano, ni sobrehumano, mucho menos infrahumano, pues, que me convenza de que Avatar no se sostiene y yo no te convenceré a tí de ello. Te leo y lo confirmo. Esta mujer y algunos de sus cuates de plano ven otra cosa de lo que yo veo. Respetable, por supuesto. Somos de distintas tribus, supongo. Eso es todo. Y nada (de ausencia, no de nadar) que, en efecto, la vida es sueño.

    Saludos y bueas nocches (o días) a todos…

  12. Esto explica todas sus dudas. Resulta que el script en el sitio del Raindance festival era un hoax. El guión original por fín se filtró y está aquí.

  13. Priego, buenísimo lo de AvatarHontas. Justo, es lo que decían desde el principio. En fin.

    Después de leer todos los comentarios otra vez y estar a veces de acuerdo con todos, me doy cuenta de que no advertí una cosa: creo que yo veo el cine también desde lo que como fenómeno mediático le hace al mundo.

    Más allá de si se sostiene o no (allí podríamos darnos mil topes y ser de otros mundos y nunca llegar a nada), la cosa es que Avatar me parece un buen termómetro de varias cosas: el cine gringo, bueno, malo, regular, es parte de su política exterior.

    Lo que me da mucho coraje, más allá de la película, es que ya nadie oponga ni tantita resistencia.

    Ta bueno, yo también, así de amargada como soy, puedo ir al cine y disfrutar de pelis horrendas o de pelis divertidas o tontas o aburridas. No estoy criticando a quienes sólo quieren pasar un buen rato. Lo que digo es que saliendo de la peli sería importante reconocer que a uno le quisieron vender una visión opulenta de las conquistas, de la occidentalidad, de la gringuez.
    Y quejarse y decir: ni madre, no la compro.

    Y ya.

    Gracias infinitas a quienes comentaron y se quedaron con algo de la discusión. Lo que sea.

    Ira.

  14. …pero ahora resulta que le encantó a Evo Morales. Nomás faltaba, ahora es una película no sólo socialista sino libertaria. (Claro que Evo admite una experiencia cinematográfica de dos idas al cine antes de ver ésta…)

  15. Avatar me pareció como Pocahontas 2010. Esperaba mucho más por todas las críticas que la describían como LA PELÍCULA que estábamos esperando.

    Los efectos, sí, muy bonitos, muy innovadores y fantásticos, tanto que te distraen media película y cuando reaccionas ¿y la historia?¿y el guión?

    Interesante no es, llamativa si acaso. Luego de esas horas sentí que no pasaba nada.

    Saludos

  16. Sólo una observación: creo que deberías emitir tus opiniones sin justificar todo el tiempo que sean contrarias a las de la mayoría. No las trates con pinzas. De hecho, un artículo que polemiza y que genera gran cantidad de comentarios contrarios a la opinión del autor es, prácticamente en cualquier publicación hecha en México, signo de que hay algo interesante y con agallas en ese texto. Necesitamos más de eso, y menos periodistas que sólo busquen repetir el discurso y besarle el trasero a sus lectores.

  17. a mi no me gusta ir al cine, no me gusta gastar un dineral pasando un mal rato en un espacio limitado lleno de gente, aunque el guión este buenisimo. pero esa soy yo y mis “issues” con el espacio publico.

    pero tengo dos nenas de 8 años, las cuales, por presumir, saben de cine, especialmente de animé y querian ir a verla, por el 3D mas que nada.

    a mi la neta ya no me instalaron el chip del 3D, i like my movies flat.

    pero nos montamos al “trip” y la disfrutamos. no es muy especial la verdad, entro por un oido y salio por el otro, si el fosforecente esta bien padre, y si se quedan cortos de imaginación re rapido.

    se piratean vario del anime, asi como las islas flotantes, checate la peli “Laputa, Castle in the sky”. y el mensaje eco/new age deja mucho que desear despuees de ver masterpieces como Nausica o la Princessa Mononoke.

    creo que tambien lo mas importante de la critica en este caso de cine es tambien partir de donde viene, apoco hibamos a esperar guión, contenido y un mundo fuera de nustra imaginación del cameron y de la industria hollywoodense, es un blockbuster. namas ni namenos.

    mis hijas la disfrutaron, a mi me dio dolor de cabeza el 3D, pasamos un buen momento en familia, cosotoso, pero bueno.

    y los que digan que esta buena, no se han expuesto a suficiente cine. si les gusto ven puro blockbuster.

    V.

  18. Ay Ira, por qué no te hago caso. Fui a ver Avatar contra mi voluntad, para que no digan que soy mamona y no la pude soportar. Me quedé en el cine 40min, no me dio ni para la tristeza, puro aburrimiento y enojo por tanta pinche imaginación Walt Disney y guión cliché de ritos iniciáticos y bon sauvage. Sí, quizás la tecnología digital avance, pero la estupidez permanece. (de ahí la tristeza?)

    • Esa expresión, bon sauvage, la había olvidado. Solía gustarme mucho en mis épocas de la uni. En serio, Avatar es un bodrio muy mal hecho, la tecnología no debería usarse así, digo yo.

  19. Pues para mi AVATAR es la mejor pelicula que he visto en mi vida y pienso que CAMERON es el mejor director del mundo, no como aquellos que tienen tan poco cerebro al decir que por tener muchos efectos se quedaron sin comprender el guion. Eso no le sucedio ni a mi sobrino de 12 años que entendio bien la pelicula que estaba subtitulada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s