Una peli es una peli es una peli

Ahora que empiezo a publicar sendas columnas de cine (una en la revista mensual Chilango, otra semanal en el portal de Chilango.com y otra en el blog de cine de Letras Libres) empiezo a recibir retroalimentación inmediata de muchos anónimos.

Como los alcohólicos, los anónimos casi siempre dicen la verdad, lo cual está muy bien. Dejé de escribir para agradarle a nadie hace muchos años. Hasta me divierte su anonimato: se animan luego a ser peladillos y me espetan así nomás cosas como “no mames” sin habernos tomado el primer café (tampoco es que las groserías me asusten, cualquiera que haya cruzado tres palabras conmigo sabe que de mi boca no salen flores).

Lo que sí me da un poco de flojera es la gente a la que hay que explicarle cosas básicas como por qué una película es un producto cultural susceptible a ser criticado, leído y analizado a profundidad, aún si se trata de una mala película. Me da flojera explicarles por qué una película de Hollywood, una industria tan importante como, digamos la metalúrgica o la petrolera, tiene puestos algunos intereses ideológicos en sus movies.

Ay chale, ¿qué no es obvio?

Supongo que no.

El otro día aparecí en un programa de televisión colombiana como ‘experta’ en cine. Hablábamos de The Hurt Locker, la peli que ganó esta vez en los Oscar. Me moría de miedo, me sentía chiquita e inexperta. Estuve a punto de pararme de esa silla donde una cámara de televisión me apuntaba y echarme a correr… hasta que escuché a un invitado proponer la peregrina idea de que ” la guerra de Irak es comparable a lo que pasó en Pearl Harbor; los gringos solo contestaban una agresión clara (el ataque a las torres gemelas en el caso de Irak)”.

¿EEEEEEEEEEEEEEhhhhhhhhhhh?

¿Y luego preguntan por qué el análisis de películas es tan importante?

¿Cuántas personas habrán leído un libro serio sobre la Segunda Guerra Mundial? ¿Cuántas personas creen que vieron Pearl Harbor con el baboso de Ben Affleck?

¿Qué parte de la historia creen que se le quede a los mexicanitos? ¿Hay con qué compararla? ¿Aquí llegan libros (o siquiera películas) de lo que piensan los japoneses sobre lo que pasó en Pearl Harbor?

¿Y qué creen que se le quede más a la gente en la cabeza: lo que NO lee en los periódicos sobre la invasión a Irak? ¿O que The Hurt Locker ganó un Oscar y trató el tema de los pobrecitos soldados gringos invasores que sufren mucho?

Ok. Ustedes pueden no estar de acuerdo conmigo y refutar todas mis ideas sobre si una película es o no vehículo ideológico; sobre si esta película en particular es o no vehículo ideológico. Pero nomás por favor (y les regreso la confiancita) NO mamen: no me digan que una peli “nomás es una peli”.

Asssh de veras.

4 thoughts on “Una peli es una peli es una peli

  1. traigo esta plática en la cabeza desde hace mucho

    un film no sólo son esas fotografías que se suceden
    es dos horas de nuestra vida
    pero esos 120 min son fractales

    recuerdo estar sentado frente al tatuador
    mi padre no me enseñó cómo comportarme
    nadie lo había hecho
    sólo una película de cronenberg
    así que repetía lo visto durante una secuencia
    mi cuerpo representaba uno de esos recuerdos falsos que son las cintas

  2. Supongo ya lo habrás leído, pero aquí el lacaniano favorito del siglo 21 sobre The Hurt Locker… Ve los comentarios… pasa en todos lados, y hasta a los más famosos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s