Larkin

Mis amigos Evelio y Argel tradujeron algunos poemas del poeta larger than life Philip Larkin que quiero compartir aquí. (Ahora que nadie me oye, creo que diré que me gusta, me encanta la maldita poesía y que si la vida me diera para tanto empezaría a escribirla).

Larkin es uno de esos observadores omniscientes que logra cambiar el sentido de cosas tan simples como observar un árbol. Si me preguntan, esa debe ser una de las mejores consignas de la poesía: transmutar la mirada.

Sin más, aquí va uno de sus poemas, en versión bilingüe, como me lo regalaron mis amigos:

The Trees

The trees are coming to leaf

Like something almost being said;

The recent buds relax and spread,

Their greenness is a kind of grief.

Is it that they are born again

And we grow old? No. the die too.

Their yearly trick of looking new

Is written down in rings of grain.

Yet still the unresting castles thresh

In fullgrown thickness every May.

Last year is dead, the seem to say,

Begin afresh, afresh, afresh.

Los árboles

Los árboles retoñan una vez más

como algo a punto de ser dicho,

las hojas nuevas se relajan, se abren,

su lozanía es una suerte de tristeza.

¿Acaso vuelven a nacer y nosotros

envejecemos? No, mueren también.

El truco anual de lucir como nuevos

está escrito en los anillos de su tronco.

Los infatigables castillos aún se desgranan

en la tupida madurez de cada mayo.

El último ciclo ha muerto, parecen decir,

y renacen verdes, verdes, verdes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s